Sevilla, ⭐ Portada

La polémica en torno al atavío de la Esperanza de Triana que tiene su respuesta en el pasado

El atavío de la dolorosa de la calle Pureza vuelve a convertirse en centro de atención

Las tertulias cofrades dejaron adquirieron una nueva dimensión cuando hicieron acto de presencia las redes sociales. Ni adobo ni torrijas en compañía pero con un alcance indudable que provoca enfrentamientos que en escasa ocasiones pasan desapercibidos. No pasó ni una hora de la apertura de la capilla de los Marineros cuando ya había heraldos 2.0 enviando por whatsapp imágenes de la Esperanza de Triana ataviada de negro. Templos abiertos y críticas fueron uno. Las redes, divididas, pero ¿no se ha vivido antes un debate similar?

En 2018 la Esperanza de Triana lució una saya de color rojo para la festividad de la Inmaculada Concepción. La Historia demostró que, hasta que Beatriz de Silva tuvo una visión donde veía a la Madre de Dios vestida de blanco y celeste, María era ataviada con estos colores. Un año antes la Virgen de Guadalupe salió el Lunes Santo vestida de hebrea conmemorando el cincuentenario de su bendición. En 1958 la Virgen de la Hiniesta también acudió a la catedral de igual modo. En esta última ocasión probablemente no hubiera una controversia como las anteriores. ¿O también?

En una época donde la verdad absoluta es la nuestra y nuestro particular espacio en las redes nos convierte en jueces de todo lo conocido -y desconocido también-, no era extraño que la imagen de la Esperanza de Triana vestida de negro pasara desapercibida. ¿Cuándo acabamos confundiendo la costumbre con la liturgia?

Como recogimos aquí, la Esperanza de Triana recuerda a los años veinte del pasado siglo. En aquella ocasión fue habitual observarla como aparece en esta imagen, de luto. Así pudo contemplarse en el librito impreso en Eulogio de las Heras donde aparecía junto a otras imágenes, como la Macarena, el Cachorro o el Cristo Yacente. Publicaciones de la época, como la añorada revista Calvario, también contiene instantáneas donde aparece de este modo. Aquel programa salió en 1920. Ese mismo año la Macarena viste de luto por el fallecimiento de Joselito el Gallo -el 16 de mayo se cumple el centenario de su muerte-.

Parece inevitable que acabe mezclándose la tradición con el calendario litúrgico. El hecho de que las juntas de gobierno se decanten por una u otra vestimenta no obliga a seguir unos parámetros estrictos. Quizá, la costumbre de haber ofrecido estampas de hebreas en cuaresma o de blanco durante el verano haya forjado una identidad que pensamos responde más a una inexistente “guía para vestir imágenes a lo largo del año” que a las maneras que el pueblo tiene de expresarse. Porque como componente fuertemente popular, las situaciones por las que han atravesado sus hijos también tienen su reflejo en las imágenes de su devoción.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen