Internacional

La Policía retira las imágenes blasfemas de Jesucristo

La Policía Autonómica vasca ha retirado, por orden del Juzgado de Instrucción número 3 de la capital vizcaína, los carteles blasfemos e hirientes que unos individuos habían utilizado para adornar su recinto en la Semana Grande de Bilbao. Durante la retirada se han proferido consignas contra la iglesia católica por parte de algunos sujetos «que pasaban por allí» al tiempo que varios miembros del grupo responsable han mostrado su indignación por la medida adoptada.

Una retirada que se ha producido tras un comunicado emitido por el Obispado de Bilbao y las declaraciones del alcalde, Juan María Aburto – Partido Nacionalista Vasco -, quien había llamado a la reflexión a los miembros del colectivo y a «hacer algo si creían que los carteles ofendían a alguien» añadiendo que es lamentable que alguien para llamar la atención tenga que ofender a terceros. Unas críticas a las que se había sumado igualmente el Partido Popular quien calificó de aberración los carteles.

El origen de este escándalo se halla en la exposición pública de una composición de imágenes blasfemas de Jesús Crucificado, titulada Carnicerías Vaticanas, simulando los clásicos carteles de las carnicerías en los que se indican las partes que se pueden comprar de un animal, – un cerdo o un vacuno –  bajo el cuerpo de Jesucristo y el lema «Venid y comed este es mi cuerpo.

La reacción del obispado vizcaíno fue en forma de contundente comunicado en el que se apresuraba a denunciar y rechazar con firmeza esta «agresión que ofende sentimientos profundos y creencias religiosas arraigadas en buena parte de los habitantes de Bilbao y Bizkaia», pidiendo «a los responsables la retirada de las citadas imágenes»

Además, el comunicado solicitaba «el amparo y la intervención de las instituciones públicas responsables de velar por el respeto al derecho fundamental a las propias creencias religiosas, en aras de la promoción del valor básico de la convivencia social en paz y en armonía», advirtiendo que «los servicios jurídicos del Obispado estudiarán las acciones legales que puedan derivarse por la exposición de estas imágenes, que atentan contra la libertad religiosa y el respeto a las personas que profesan la fe cristiana».

Cabe recordar que esta comparsa presume de ideología anarquista – fundada por la CNT entre otros colectivos de similar «alcurnia» – y tiene por lema “Ni dios, ni estado, ni patrón» con lo que es harto evidente que su insulto a las creencias de miles de personas no es en absoluto gratuito, nada que ver con lo que asegura el colectivo cuando afirma que se caracterizan por la defensa de un «modelo de fiestas popular, participativo e integrador». Se ve que su concepto de la integración asa por insultar a sus conciudadanos, a los que no piensan como ellos en un claro ejemplo de conducta antidemocrática que sí es coherente con su condición anarquista.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup