Sevilla, ⭐ Portada

La Pura y Limpia llenó de belleza y esplendor el centro de Sevilla

Andrés González ha recogido las mejores instantáneas de una procesión memorable

El Arco del Postigo es uno de los enclaves de referencia para sevillanos y turistas en el centro de la capital Hispalense.

Anexa a él se encuentra una pequeña capilla, que guarda uno de los tesoros escultóricos y devocionales más hermosos de la ciudad: la Pequeña Imagen de la Pura y Limpia Concepción de Nuestra Señora, o, como popularmente se la conoce en Sevilla, la Pura y Limpia del Postigo.

La delicada Imagen de pequeñas dimensiones, talla completa y rostro dulce y sereno es trasladada cada año al Convento de la Encarnación para celebrar su Novena; y posteriormente a la Santa Iglesia Catedral, lugar en el que se realiza la Función Principal de Instituto.

Tras consumarse estos cultos, la Señora vuelve en procesión triunfal y gloriosa a su templo, recorriendo las calles de la feligresía de la Seo y el barrio del Arenal.

Y fue este acto espléndido el que se volvió a hacer realidad ayer, como demuestran las formidables fotografías realizadas por Andrés González.

La Pura y Limpia emocionó a una Sevilla entregada, deseosa de ver a la Virgen en la Día de la Constitución, y acompañarla por ese itinerario romántico y clásico por el que transcurrió el cortejo.

La Imagen salió de la catedral con los rayos del sol bañando su efigie, y llegó a su pequeña capilla del Postigo iluminada por las velas de los candelabros de su paso y por las luces de Navidad en la noche fresca de diciembre.

Cumplido este rito anual, la Pura y Limpia estará desde esta tarde en Veneración para acoger los besos y plegarias de todos sus devotos.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup