Costal, Pentagrama, Portada, Sevilla

La Redención renueva su confianza en la Banda de la Cruz Roja y en su capataz, Francisco Reguera

Como decimos con cierta frecuencia, existe una máxima de obligada aplicación, por parte de cualquier dirigente que se precie, que consiste en afirmar que lo funciona no se toca, en virtud de la cual los equipos de gobierno que tienen la responsabilidad de dirigir los destinos de hermandades de los cuatro puntos cardinales de la geografía cofrade, adoptan decisiones orientadas a renovar su confianza en personas que ocupan puestos de confianza como los capataces o los vestidores, y, en su caso, la perpetuación del sendero común por el caminan las corporaciones y las formaciones musicales escogidas para acompañar con sus sones a sus sagrados titulares bajo la luna de Nisan.

Es el caso de la Hermandad de la Redención de Sevilla, cuya Junta de Gobierno, tras su aprobación en Cabildo de Oficiales, ha desvelado la renovación del contrato vigente con la Banda de la Cruz Roja para que sus excelentes músicos pongan sus sones detrás de María Santísima del Rocío en la jornada del Lunes Santo, ampliando la relación acordada en julio de 2021. Un contrato para los próximos dos años que permitirá seguir contando con los sones de la Cruz Roja que sustituyó a la Banda de las Nieves tras 14 años de camino común. Por otro lado, Francisco Reguera Corriente ha sido ratificado como capataz general de la Hermandad con vistas al próximo Lunes Santo, cargo que desempeña desde su nombramiento en julio de 2018.

Dos noticias que evidencian la satisfacción mutua existente entre todas las partes implicadas, sustentada en el excelente trabajo desarrollado, tanto por la banda, una de las referencias indiscutibles de la música procesional hispalense, como por el contrastado capataz, un hombre que goza del respeto de toda la Sevilla cofrade y de un importante predicamento entre los hombres a los que tiene la responsabilidad de mandar.