Córdoba

La única cofradía que ni saldrá ni entrará en su Iglesia

Pese a la pertinaz que asola a la ciudad de Córdoba en las últimas semanas, con especial énfasis este sábado, en el que por momentos parece que estuviésemos en latitudes más cercanas al Cantábrico que a la orilla del Guadalquivir, la cercanía de la Semana Santa, que ya se palpa con la punta de los dedos, propicia que se multipliquen por doquier sugerentes imágenes que dan buena cuenta de que todo está a punto de acontecer. Buena parte de estas escenas muestran a los titulares de las diferentes corporaciones penitenciales dispuestos ya en sus altares itinerantes, descontando jornadas para brillar con luz propia bajo el cielo de Nisán. Otras, muestran candelarias perfectamente dispuestas o los últimos estrenos que las distintas hermandades presentarán al pueblo de Córdoba a raíz de que se abran las puertas de San Lorenzo en la mañana en que el cielo estrena sonrisa.

La especial idiosincrasia de la Hermandad de la Agonía, provoca que sus preparativos no se circunscriban a un único punto geográfico sino que se repartan entre la Real Iglesia de San Pablo, lugar escogido por la Corporación del barrio del Naranjo, para que sus pasos se dispongan hasta su traslado a la Santa Iglesia Catedral, desde donde el cortejo efectuará su salida el próximo Martes Santo y el propio barrio al que pertenece la hermandad. Allí, tal y como ya apuntamos hace tiempo en Gente de Paz, se producirá una escena inédita cuando los pasos de la cofradía pasen de largo por la puerta de su sede canónica, para cobijarse en el colegio Santos Acisclo y Victoria, lugar que tendrá el privilegio de acoger al Santísimo Cristo de la Agonía y a la Virgen de la Salud, por las especiales características de la puerta de la iglesia en la que habitan doce meses al año y que, en tanto en cuanto no sea objeto de las obras previstas para que las circunstancias cambien, no permite el acceso del palio de la Reina del Naranjo al interior del templo.

Es por ello que el próximo Martes Santo la Hermandad de la Agonía será protagonista de una de las grandes curiosidades de la Semana Santa que está a punto de comenzar, y es que será la única cofradía de Córdoba que ni salga ni se recoja en su sede canónica. Una curiosidad que solamente se dará, sí todo se produce de acuerdo a los tiempos establecidos, este año 2018 ya que el próximo año está previsto que las obras del templo estén concluidas para acoger la llegada de la cofradía cordobesa. No obstante, hasta que ese momento se convierta en realidad, una puerta que ya se encuentra preparada en el colegio del barrio espera insistente la llegada del Cristo de la Agonía y de su Bendita Madre, que se producirá entrada la madrugada del próximo Miércoles Santo. Una imagen que simboliza, como tantas otras que hemos ido desgranando en Gente de Paz, que el sueño de todo un barrio está a punto de materializarse.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup