Advertisements
El viejo costal, Opinión

La vieja ciudad y su Semana Santa, en Ávila

Por motivos de asistir a una feria internacional de radioaficionados, pasé parte del fin de semana de Nuestra Magna en la castellana ciudad de Ávila, regio recinto fuertemente amurallado, 80 torres custodian el perímetro de la ciudad vieja, nueve puertas de acceso abren camino y entrada al viajero que allí llega, así desde la Edad Media.

Es una ciudad pequeña, añeja, con apenas 60.000 habitantes, según me explicaron los amigos que allí me atendieron en una visita rápida y excesivamente corta, algunos de estos amigos son cofrades de aquellas tierras y me contaban con detalle como era su Semana Santa, creo recordar una veintena de cofradías que procesionan, más algunos actos de peculiar factura, me comentaban por ejemplo que el Viernes Santo acostumbran a realizar el Sermón de las Siete palabras, con música de cámara, precediendo a la procesión de La Pasión y Santo Entierro, pero lo que me llamó fuertemente la atención cuando me lo contaron es que tienen en la mañana del Jueves Santo una Representación de la Pasión viviente, que este año fue a cargo de un grupo de teatro de una vecina población El Barraco.

Muchas peculiaridades como que en la tarde de este día es la que ellos llaman la Procesión de los Pasos, nueve en total, con algunos del siglo XVI, como el curioso Santísimo Cristo de los Ajusticiados.

Todo esto es lo que hace de Ávila una caja de tesoros rodeada de una infranqueable muralla, abierta a todos los que por allí se acerquen, me recomiendan, y yo nunca he visto, que en la noche del Lunes Santo en las proximidades de su Catedral, la procesión del Encuentro entre el Santísimo Cristo de la Ilusión y Nuestra Señora de la Esperanza, así como visitar durante la Semana de Pasión las imágenes que allí se exponen, Vera Cruz, fundada en 1540 y algunas figuras llamadas “Salzillos castellanos”.

Así que con murallas, Catedral, y algunos templos os garantizo un profundo viaje a las más antiguas tradiciones de aquellas tierras, que entre otras sorpresas, al pasar por la que ya he mencionado arriba, pude comprobar que las fiestas del municipio El Barraco, son anunciadas en luminosos a los que pasan por la carretera que une Ávila con Toledo, como en Honor al Santísimo Cristo de Gracia.

Así cuando volví a mi tierra, me quedaba un buen regusto de haber estado en tierra Cristiana, sin ninguna duda, cosa que no siempre tengo clara en la mía.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies