Jaén

La Virgen del Carmen ampara a Baeza en mitad de las olas de la pandemia

Nuestra Señora del Carmen, en actitud humilde, ofrece a Baeza entre sus brazos a Jesús y al Santo Escapulario, prenda que conduce a las almas hacía el cielo, donde estaremos en la plenitud de Dios.

Y un trocito de ese cielo, se nos anticipó durante el segundo día de novena en presencia de la Reina y Hermosura del Carmelo, donde los congregados en la Parroquia de San Pablo Apóstol, se pudieron recrear bajo la mirada de la mejor de las nacidas, mientras realizó por segundo año una procesión claustral por las naves del templo.

En un lleno hasta la espadaña, el templo presenció una bella catequesis, donde lágrimas de emociones inundaron los ojos de los presentes los cuales no cesaron de agradecer a la Gloria de San Pablo todos los frutos concedidos por su intercesión ante el Padre. Y es que, en mitad de las tormentas de nuestros días, Nuestra Señora del Carmen conduce el timón, manteniendo nuestra barca firme.

Tras recibir las peticiones y suplicas que recogía a su paso ante los fieles que vestían el Santo Escapulario en los bancos, Nuestra Amantísima Madre cruzó durante unos segundos el cancel del templo, para dar así desde el atrio su amparo y protección a Baeza en mitad de las olas de la pandemia.

Entre aplausos y vivas, volvió al interior de la Parroquia, donde cada corazón, era una manifestación de agradecimiento a la Santísimo Virgen, a la cual y hasta el próximo 25 de julio, la mariana Baeza con su Real Cofradía, le consagrará cada tarde el ejercicio de la novena, la cual está siendo predicada por el Rvdo. Sr. D. Antonio Guerrero.  

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup