El Rocío, Portada

La Virgen del Rocío vuelve a reinar por las calles de Almonte casi tres años después

El municipio onubense de Almonte vive este domingo la procesión extraordinaria de la Virgen del Rocío por sus calles, el preámbulo al traslado a la aldea de El Rocío. Miles de personas se han reunido a las puertas de la parroquia de la Asunción y acompañan a la patrona almonteña por las calles de su pueblo.

La procesión extraordinaria es una de las tradiciones almonteñas que se repite cada siete años. El 19 de agosto de 2019, la Virgen del Rocío se trasladó a Almonte, nueves meses después, tradicionalmente, debe volver a la aldea. No obstante, debido a la pandemia de Covid-19, al igual que el traslado, no pudo celebrarse en 2020 por lo que se ha retrasado casi tres años, dos años y nueve meses, hasta que las condiciones sanitarias lo han permitido.

La expectación era tal que a las 7:26 horas ya se han abierto las puertas y ha dado comienzo la procesión por las calles de Almonte. Entronizada en sus nuevas andas la Virgen del Rocío has recorrido lentamente la encrucijada de callejuelas qué conforma el casco histórico de la localidad que la venera desde hace siglos y que se ha vestido de gala para acoger una de las procesiones por el pueblo más esperadas y multitudinarias de los últimos tiempos.

Como es tradición en esta cita, y al igual que ocurre en la romería, no existe una hora prefijada para el inicio de esta procesión extraordinaria y algo similar ocurre con el regreso, sin previsiones determinadas, dejando que la Virgen realice su andadura por Almonte «cuando ella decida». De este modo, se espera una jornada cargada de devoción sin hora prefijada de finalización.

Este fin de semana se considera el preámbulo del traslado a la aldea de El Rocío de la patrona almonteña, que tendrá lugar el 29 de mayo y a la propia romería, al fin de semana siguiente. Así, este sábado 21 tuvo lugar la Función Principal, a las 21,00 horas, que estuvo presidida por el Obispo de Huelva, Santiago Gómez Sierra. A continuación, el simpecado de la Hermandad Matriz salió por las calles del pueblo, en el rezo del Rosario, acompañado por el Coro de la institución almonteña. Con el acto de este domingo, se vive una de las citas más esperadas, el regreso de la Virgen del Rocío a las calles de su pueblo.