Portada, Sevilla

Las procesiones inundan el sábado de esplendor en el centro y las periferias de Sevilla

La Virgen del Carmen del Buen Suceso, la Pastora de San Antonio, la Virgen de la Salud y Esperanza en las Avenidas, y la Virgen de la Resignación en Campos de Soria

El año marca sus últimos compases con el ecuador de un noviembre que devuelve la normalidad a Sevilla tras el duro año y medio marcado por la terrible pandemia de Covid-19.

Todo se va asentando y regresando a su ser. Las procesiones y el culto externo de las hermandades, también.

Es por ello que numerosas corporaciones de Gloria y penitencia han llevado a sus Benditas Imágenes por las calles de la feligresía en este segundo sábado del mes.

Virgen del Carmen del Buen Suceso

Una de esas salidas procesionales ha sido la de la Virgen del Carmen del sevillano Convento del Buen Suceso, casa de los Padres Carmelitas Calzados en la ciudad del Guadalquivir.

La Reina y Hermosura del Carmelo recorrió calles del centro hispalense, viviéndose momentos de gran belleza y emoción en su visita a la Hermandad del Valle, con los sones de la inconfundible marcha de Vicente Gómez Zarzuela, interpretada por la Banda de Música de María Santísima de la Victoria (Las Cigarreras).

La Virgen del Carmen pasa bajo las Setas en la Plaza de la Encarnación. Video: Andrés González.

Divina Pastora de San Antonio

Otra de los actos notables de la tarde-noche del sábado ha sido el Rosario Vespertino de la Divina Pastora de San Antonio.

La Imagen, que lucía bellísima con manto azul y saya blanca bordada en oro, visitó a su antiguo vecino de la Parroquia de San Lorenzo, el Señor del Gran Poder.

Ambas corporaciones celebraron una Eucaristía conjunta en la basílica, tras la cual la Divina Pastora regresó a su templo cuando la noche ya predominaba en la capital.

Regreso de la Pastora de San Antonio a su templo. Vídeo: Andrés González.

Salud y Esperanza

La Virgen de la Salud y Esperanza, de la sevillana barriada de las Avenidas, también presidió el Rosario Vespertino a uno de los lugares más queridos para la corporación, el Hospital Macarena.

De ida al centro hospitalario, la Señora estuvo acompañada musicalmente por el Grupo de Cámara Redemptoris Mundi; y de regreso al oratorio, por la Banda Municipal de Música de Coria del Río.

Virgen de la Resignación

Por último, los vecinos de Campos de Soria han vivido momentos inolvidables en el Rezo del Santo Rosario presidido por la Virgen de la Resignación, de la Grupo de Fieles Luz y Resignación.

La Virgen, que lucía muy elegante en su atavío, contó con el acompañamiento musical del Coro de San José Obrero.