El viejo costal, 💙 Opinión

¿Las procesiones “pa cuando”?

Hay irresponsables en Córdoba que conjeturan con la posible fecha de la primera procesión en las calles de nuestra ciudad, y yo creo que en ese ejercicio de irresponsabilidad no deberíamos de caer los cofrades y los creyentes de nuestra ciudad, aunque ya parece haberse abierto la veda en este asunto, demostrado en la claustral del Corpus Christi.

Pues en ese ejercicio de irresponsabilidad andan los de los medios afines que, por buscar, siguen buscando quien les lea, caiga quien caiga.

Y es que señores ¿nadie ha observado que el mayor peligro con este maldito virus proviene de las concentraciones de personas, donde parece ser que él campa a sus anchas, saltado de uno en uno hasta dejar un reguero de infectados y que en el regreso a casa de sus participantes queda repartido por cada rincón de nuestra ciudad? Y así empiezan las historias de las pandemias y las listas interminables e incontable de fallecidos.

A pesar de conocer perfectamente del origen de este peligro, aún anda quien se pregunta la fecha de la primera procesión de nuestra ciudad, y yo lo que me pregunto ¿es necesario para nuestra fe la inmediatez de una procesión?, ¿será mejor perder un año entero, o perder varios años consecutivos por impacientes o impulsivos?

O podemos hacer del claustro una fortaleza en lugar de una debilidad, confinados a modo de profilaxis para las cuadrillas de costaleros, pruebas antes de entrar en claustro y aislamiento total hasta el día de la salida, otro cantar es el de los asistentes, ¿o están dispuestos también a realizar las pruebas pertinentes y soportar el aislamiento antes de su participación?, sin duda es un problema, pero con solución, lo fácil dejarse llevar por la euforia de que ya está todo pasado, mentira propia de quien se la quiera creer, o tomar medidas simples, sencillas, no deberemos de salir en procesión hasta que las cifras negativas desaparezcan totalmente, o con la existencia de una vacuna o tratamiento de probada eficiencia.

El panorama no es bueno, lo de ¿” las procesiones pa cuándo” ?, mejor dejárselo a los que desean tomar medidas populistas, para beneficio propio o de afinidades, que no del colectivo, nosotros debemos de tener la suficiente seriedad, y paciencia, nada de falso valor, ya que la valentía no es una droga válida para luchar contra este virus.

Ahora a valorar qué medidas son las verdaderamente importantes para luchar con esto, o si lo que queremos es solo ver a los titulares en las calles, creedme, me encantaría, pero creo que aún no es el momento, mejor prever que lamentar.

Nuestra responsabilidad para con la vida, pasa por protegerla en todas las facetas de la nuestra, y este doloroso ejercicio es parte de nuestra forma de proteger a nuestra ciudad y a sus colectivos, creyentes o no, cristianos o no, cofrades o no, nuestro quinto nos obliga, y nosotros vamos a obedecerlo en toda la extensión de su profundo significado, nosotros no vamos a matar a nadie, por querer llevar una parte tonta de esta sinrazón.

Ahora silencio, oración, paciente humilde y lamentablemente dejar pasar el tiempo, hasta que llegue el ansiado día en que podamos mostrar nuestra fe en forma de catequesis procesional por las viejas calles de nuestra ciudad.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup