Andalucía, Córdoba, Málaga, Portada, Sevilla

Las procesiones regresan a Córdoba de manera inmediata aunque sin costaleros

Tal y como hemos adelantado este jueves en Gente de Paz, la Junta de Andalucía trabaja en definir un documento que recoja de manera específica las recomendaciones que deben observar las hermandades de toda la comunidad autónoma para poder recuperar de manera inmediata la celebración de procesiones. Un documento que concrete los requisitos que desde la Consejería de Salud se consideran relevantes para que las salidas procesionales se puedan desarrollar sin riesgo para la salud de participantes y público asistente.

En las últimas horas el debate se ha centrado en la presencia de costaleros, toda vez que el resto de recomendaciones ya estaban bastante claras, fundamentalmente en lo que se refiere al uso de mascarilla y el respeto a la distancia de seguridad así como a la presencia de bandas musicales que deberán observar también estos aspectos. Respecto a los costaleros, el asunto estaba en determinar si se admitía su participación siendo imprescindible una prueba PCR para los componentes de las cuadrillas, existiendo la opción alternativa de la utilización de ruedas o parihuelas, siempre que la distancia se seguridad sea factible.

Finalmente, y así lo ha explicado el alcalde de Córdoba, José María Bellido, en una comparecencia pública producida este jueves junto al Consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, las partes implicadas se han decantado porque no se permitan costaleros, al menos de momento. De este modo, se confirma la información adelantada por Gente de Paz el pasado martes que ya advertía de que las procesiones regresarían a las calles de Córdoba en las próximas semanas, con las salidas de la Virgen del Rayo, de la Divina Pastora de Capuchinos y del Socorro en el horizonte inmediato. La previsión es que las primeras autorizaciones se produzcan en las próximas horas.

Además, los itinerarios deberán adaptarse la realidad actual, decantándose por recorridos por enclaves amplios evitando, en la medida de lo posible, calles estrechas en las que sea mucho más complejo guardar la distancia de seguridad. Respecto a Córdoba, en las próximas horas se producirá una reunión entre el ayuntamiento, la Agrupación de Cofradías y la Delegación provincial de la Consejería de Salud para definir todos estos aspecto y adoptar un criterio único. Todo apunta a que la vuelta de las procesiones está más cerca que nunca.