Advertisements
En mi Huerto de los olivos, Opinión

Llegó la Cuaresma y llegó lloviendo

Y llegó la Cuaresma, y llegó lloviendo… que dirían, por ejemplo, algún que otro “quemasangre” que siempre está para apuntillar su peculiar visión de las cosas. Y es que no se, los que ya el pasado miércoles, me recordaron ambas llegadas. Que sí, que ya lo vi, que era Miércoles de Ceniza y cuando salí a la calle me di cuenta que lo que caía hacia abajo no eran billetes de 500€. Era ese liquido elemento tan necesario que a su vez cuando cae en alguna época del año, nos fastidia bastante.

Pues se empiezan a perfilar las hermandades, las cuadrillas, las bandas, etc. ¿Y nosotros? ¿Nos estamos preparando y perfilando. O seguimos metidos en nuestro mundo? ¿Seguimos viendo las cosas según nos interese a cada uno de nosotros? ¿Estamos preparándonos, de verdad, para vivir lo que es la Cuaresma y posterior Semana Santa? Es cierto, que cada uno, somos de nuestro padre y nuestra madre y de esta misma manera cada uno se prepara como cree o entiende.

Leo boletines de hermandades y la verdad que, me doy cuenta que tenemos a personas a nuestro alrededor que no sabemos valorar en la medida justa de como son, sino por lo que hacen o dejan de hacer. El otro día leía la carta de un Hermano Mayor, como daba cuenta de su mandato y me ponía el vello de punta. Entre muchas cosas de las que hablaba, hubo una que llamo poderosamente la atención. Reconoce que se pudo equivocar y a la misma vez pedía perdón. Perdón por su equivocaciones. No me lo puedo creer y no porque no sea verdad lo que dice. Sino que un Hermano Mayor sea así de humilde y sincero, porque reconoce que como persona que es, se puede equivocar y si molesto a alguien, pide perdón.

De verdad, que sigo con mi erre que erre que nos falta humildad, pero en cantidades industriales, porque estamos todo el día con el “yoismo” y con la vanidad de cada uno. Nos creemos que somos superiores a los demás y nos estamos equivocando de lleno. Deberíamos de hablar más con alguien que nos ayude, a ver como es la realidad de la vida y no, mi realidad de la vida. Estamos que todos los demás están equivocados y son malas personas, menos yo, por supuesto. Habría que mirar al frente y menos al ombligo de cada uno, que si malo es salir debajo de un paso con el costal tapando los ojos no te digo nada andar en la vida mirándote tu ombligo.

Por otro lado, sigo sin entender muchos asuntos que realizamos, y menos aún cuando los hacen organismos representativos de la ciudad. Hablo en general y no en particular. Qué triste, después de que hacen lo que les da la gana, o por lo menos eso parece, se sentirán molestos cuando les lluevan las críticas por doquier. Qué queréis si es que os lo buscáis ustedes sólitos. En vez, de construir con un consenso se centran en realizar y tomar decisiones que sólo ellos pueden entender desde su vanagloria.

Están siendo semanas muy duras, por el motivo del fallecimiento de personas a las cuales se las quería de una manera muy especial. Y no es menos cierto, que es ley de vida. Pero no por ello deja de ser duro e imprevisible, por mucho que nos preparemos ante la evidencia de unos y otros.

Bueno esta semana les dejo, sean felices de nuevo y vivan como si fuese el último día de sus vidas. Qué razón tienes Ana, mi vida. El que quiera vivir amargado y sea una mala influencia en sus vidas apártenlo, no les traerá nada bueno, se lo aseguro. Que disfruten de la Cuaresma, vívanla con intensidad y respeto. Respeto, que parece que los que no piensan como nosotros en modo cofrade o católico, estamos de más para ellos y cada día hay más falta de respeto y de educación. Pobres que son pobres hasta en educación y felicidad. Lo dicho sean felices y extrapolen lo.

Pd.- Y la calle para la saga de los Sáez, p’acuando?

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies