Jaén

Los estrenos que tendrán que esperar para el Domingo de Ramos jiennense de 2021

Ha amanecido otro espléndido Domingo de Ramos en la capital del Santo Reino, pero este año no podrá recobrar la vida que antaño gozara. Sin procesiones en las calles, el vacío que llena el extenso callejero de la ciudad provoca una mezcolanza de desolación y tristeza impropias de esta época del año, que más de una lágrima han provocado entre las miles de personas que esperan cada año esta semana tan especial. Un año en el que primaba la ampliación del Recorrido Oficial, abarcando, de nuevo, las calles Roldán y Marín, Plaza de la Constitución y Bernabé Soriano.

Domingo de Ramos de estrenos, también, entre las Hermandades que debían protagonizar la jornada que da inicio a la Semana de Pasión. La primera, la de la Borriquilla, que tenía prevista su salida a las 10:50h, ha proseguido con los trabajos correspondientes a la confección del paso de Misterio con el estreno de los cuatro angelitos de las esquinas traseras, realizados en madera de cedro por Pablo Lanchares, así como, el bordado del faldón delantero realizado por Álvaro Abril y la restauración de los estandartes de la Virgen de la Paz y Nuestro Padre Jesús de la Salud. En el paso de palio se han llevado a cabo la realización de una veintena de candeleros.

La segunda Hermandad, la de la Santa Cena, tenía previsto el estreno de gran parte del recorrido tras su paso por Bernabé Soriano para introducirse de lleno en el barrio de San Ildefonso a través de la calle Muñoz Garnica, Plaza de San Ildefonso, Cuatro Torres para desembocar de nuevo en la Plaza de la Constitución por el que comenzará su recorrido de regreso al templo a través de una de las arterias principales de la ciudad como es la Avenida de Madrid.

La tercera Cofradía en procesionar, la Estrella, tenía previsto estrenar una nueva túnica para el Señor de la Piedad, bordada en oro sobre tisú de plata realizada por los talleres de José Manuel martínez Hurtado.

La última de las hermandades en hacerlo, este año iba a ser la Oración en el Huerto que iba a estrenar una nueva túnica para el Señor de color azul noche, realizada por Capilla Garrido y retocada con unos gemelos y un broche con la palabra «Oración», así como un nuevo cáliz de mayores proporciones que el anterior. El paso de palio de la Virgen de los Desamparados debía estrenar una nueva pintura de la Virgen de Fátima en el techo de palio a modo de Gloria donado por la familia Sanz Garrido, así como, una toca de sobremanto verde donada por Víctor Jesús Cazalla.