Advertisements
Sevilla, 💚 El Rincón de la Memoria

Los excepcionales sucesos que llevaron a Pasión al paso del Cristo del Amor

El curioso hecho de que Nuestro Padre Jesús de la Pasión procesione en las andas del Cristo del Amor parece impensable a día de hoy. Pero ocurrió. Fue una larga historio que se desató con un infortunio tras la Semana Santa de 1940. Una vez realizada la estación de penitencia, el paso del nazareno de Pasión fue guardado en el almacén del Parque de Sanidad, un lugar provisional que venía a sustituir al almacén del convento de San Clemente que se encontraba en obras, donde se custodiaba el paso durante todo el año hasta la llegada de una nueva cuaresma.

Un día del mes de mayo desafortunadamente el almacén del Parque de Sanidad ardió provocando la pérdida del paso. Esta situación provocó que la Junta de Gobierno convocara un Cabildo General Extraordinario para aprobar el proyecto de un nuevo paso procesional que saliera de la factura de Cayetano González.

Las nuevas andas diseñadas por el afamado orfebre serían de plata y carey, a semejanza de las antiguas que poseyó la hermandad hasta la invasión francesa. La obra que sustituiría al de madera dorada de principios del siglo XX tuvo oponentes y partidarios. Los que se oponían, que eran la mayoría, defendían que la hermandad no debía abordar el proyecto de un lujoso paso por respeto a los muchos españoles que pasaban hambre y penurias económicas tras el conflicto de la Guerra Civil. También hubo opiniones sobre que todos los pasos de Cristo eran de madera dorada. De esta manera, el Cabildo terminó rechazando el proyecto.

Va llegando la Semana Santa de 1941 y la Hermandad de Pasión se encuentra sin paso para su Nazareno. Hay varias hermandades como el Amor que ofrecen ceder sus pasos. Sin embargo, la Junta de Gobierno decide que su titular procesionara en andas el Jueves Santo de ese año.
En la Semana Santa de 1941, el Nazareno de Pasión salió portado en andas por treinta y dos hermanos. En la parihuela se situaban catorce nazarenos con antifaz, mientras que otros dieciocho se posicionaron detrás con cirios encendidos componiendo el relevo.

Como podéis imaginar el proyecto de Cayetano González que en su día fue rechazado finalmente se llegó a ejecutar posiblemente con otro diseño al de la idea inicial, convirtiéndose en el suntuoso paso con el que procesiona Jesús de la Pasión en nuestros días. Este Jueves Santo dejó una novedad de lo menos extraordinaria, fueron hermanos los que portaron a su titular en su estación de penitencia ya que en este tiempo los costaleros eran de los llamados “pagados” y no formaban parte de la nómina de la hermandad.

Cuando llegó la cuaresma de 1941, la hermandad de Pasión había encargado al maestro Cayetano González la realización de un nuevo paso que sería el que conocemos en la actualidad. Sin embargo, pero aquella Semana Santa seguía sin encontrarse con un paso para que procesionase Pasión. La corporación esperaba que la insigne obra del citado orfebre fueran estrenadas aquella Semana Santa, pero ciertas demasías a realizar en la obra concertada impidieron el estreno del paso en construcción.

Una vez más la hermandad del Amor tomó la unánime decisión de ceder el paso del Cristo de Juan de Mesa a la hermandad de Pasión. Tras la salida del Domingo de Ramos las andas fueron adaptadas para el Nazareno. El paso se colocó al revés, de manera que el Señor se situó sobre el calvario donde se coloca la cruz del Cristo del Amor. Un suceso histórico que deja una de las fotografías más llamativas de la historia de la Semana Santa sevillana.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies