Advertisements
Universo Cofrade

Los madrileños veneraron a su Virgen dormida

Durante el mes de agosto los madrileños suelen acudir a orar ante la Virgen de la Paloma. Más desconocida es otra imagen mariana que durante el día de la Asunción celebra su festividad. Y, aunque con el paso de los años va haciéndose un hueco entre las tradiciones de la capital, todavía queda un largo recorrido para que vuelva a tener el fervor de antaño.

En el Monasterio de las Descalzas Reales se encuentra una representación de la Virgen alusiva a la dormición de la Madre de Dios. Allí, en el céntrico cenobio donde el visitante puede apreciar la serie de tapices de Rubens sobre la eucaristía amén de otras importantes obras de arte, cada 15 de agosto, tradición recuperada en el año 2000, los turistas pueden apreciar un soberbio conjunto barroco donde aparece la Virgen sobre una cama del siglo XVIII rodeada de ocho ángeles, datados en el siglo XVI.

Las hermanas de este convento, muy relacionado con la Casa de Austria, son quienes se encargan de preparar con anterioridad la representación de un pasaje que llegó hasta Madrid gracias a las fundadoras del cenobio, quienes provenían del Convento de Santa Clara de Gandía, donde el Tránsito de la Virgen es muy venerado. Este año, la imagen lucía un traje realizado en el siglo XVIII en Nápoles.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies