Advertisements
Jaén

Lourdes Hernández recupera para Andújar la advocación de la Virgen del Socorro, perdida en 1936

Cuenta la leyenda que en la ciudad de Palermo (Sicilia) una madre desesperada a causa del incesante llanto de su hijo enfermo, gritó: “¡Que te lleve el demonio!”, apareciendo éste y apresando entre sus garras al niño. La madre llena de angustia pidió el auxilio de María Santísima: “Virgen María, Madre mía, socórreme”, apareciendo la Santísima Virgen, que con un bastón golpeó al diablo espantándolo, y tras darle cobijo al niño con su manto lo devolvió a su madre, “amonestándola a que hiciera penitencia por su culpa, para que en adelante no volviera a maldecir”. En agradecimiento, la madre corrió con su hijo a la Iglesia de San Agustín de la ciudad y vio en la capilla lateral de San Martín un cuadro de la Virgen, cuyo rostro se parecía mucho al de la aparición, identificando a María Santísima desde ese momento como la Virgen del Socorro. 

A la noche siguiente, el padre Prior del Convento de San Agustín de Palermo tuvo la aparición de la Santísima Virgen, la cual, le pidió que le edificase en su Iglesia una capilla con el título de la Virgen del Socorro, indicándole que si así lo hacía, no faltaría el auxilio de la Virgen a los fieles que rezasen a esa advocación. La iconografía de esta advocación ha sido normalmente la Imagen de la Santísima Virgen en actitud agresiva con el diablo, que normalmente se representaba a sus pies. La Virgen se ha representado de diferentes formas, entre ellas, se ha podido ver armada con flechas, lanzas en forma de Cruz y palos o mazas para agredir al maligno, socorriendo así a los cristianos.

En Andújar, son pocos los datos que en la actualidad se tienen de la advocación de Nuestra Señora del Socorro, salvo los aportados por el historiador Carlos de Torres Laguna, quien la señala como una de las Imágenes con verdadero mérito artístico existente hasta el 1936, en la Parroquia de San Miguel Arcángel de dicha localidad. Al parecer en dicha Parroquia existió antes de la Guerra Civil dicha advocación, pero como ocurrió a muchísimas Iglesias, el saqueo y la destrucción de retablos, capillas e Imágenes, hizo que desapareciera la Imagen de la Santísima Virgen.

Hace unos años, un hermano de la Hermandad del Gran Poder de Andújar descubrió un novenario de la desaparecida Imagen de Nuestra Señora del Socorro de San Miguel en la que aparecía la iconografía de la misma y la databa del 1889. Desde entonces, la Hermandad creyó conveniente devolver a la Parroquia una de sus advocaciones perdidas y en Asamblea General Ordinaria de octubre del 2009, se aprobó la inclusión de la Imagen entre las advocaciones de la Hermandad, como una “Virgen de Gloria”, la Virgen de Nuestra Señora del Socorro.

El 8 de noviembre de 2013, la Asamblea General Ordinaria aprobó la modificación de los estatutos de la Hermandad, para incorporar a María Santísima del Socorro como Titular de la Hermandad y a mediados del año siguiente, la imaginera sevillana Lourdes Hernández Peña recogió el guante de acometer el maravilloso encargo de materializar la Imagen. Tal y como la propia imaginera ha explicado a Gente de Paz, si bien la idea original de la hermandad era emplear para ello una mascarilla de gran calidad de una dolorosa de la imaginería del barroco sevillano del siglo XVII, propiedad del diseñador Pedro Palenciano, quien tuvo a bien donarla a la Hermandad para dicho proyecto, «debido al mal estado de conservación, aparición de hongos, etc… optamos por no colocarla y realizar la talla completamente nueva, inspirandome en la obra de Roque Balduque y en algunos rasgos de esta mascarilla antigua, suavizando los rasgos de dolorosa en una de gloria».

Cinco años después, la Parroquia de San Miguel Arcángel de la localidad jiennense de Andújar, ha sido escenario de la bendición de María Santísima del Socorro, la última obra de Lourdes Hernández, una impactante imagen, dotada del sello inconfundible de la artista hispalense, que porta en su mano una flecha destinada a matar al demonio que, en palabras del bordador Pedro Palenciano, asesor artístico de la corporación, «está tallada en oro con matices, ráfaga y corona». La imagen está acompañada de la efigie de un niño que representa a la Humanidad y que recibe el amparo de la Madre de Dios. Cabe destacar que la imagen no está pensada para procesionar en Semana Santa sino que lo hará, a medio plazo, en el mes de octubre.


Fuente Documental | Hermandad del Gran Poder de Andújar

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies