Sevilla, ⭐ Portada, 💜 De Cerca

Manuel Jiménez Ávila: «María Auxiliadora nos va acompañando en nuestra vida diaria»

En un mes donde están próximo a concluir el curso cofradiero, muchas corporaciones han visto cómo no han podido celebrar sus efemérides. Entre ellas, la de María Auxiliadora, una devoción sin la que no se entendería el fervor mariano de la ciudad. Manuel Jiménez Ávila, presidente de la Archicofradía, nos cuenta cómo ha vivido estos últimos meses.

– ¿Qué significa para Manuel Jiménez María Auxiliadora?

Ella es la que me protege en mi vida desde que entré como alumno en los Salesianos desde primero de primaria, hasta nuestros días. Los Salesianos desde pequeño me enseñaron a rezarle y a quererla.

Conociendo la vida de Don Bosco, uno aprende como la Virgen es fundamental en toda la obra Salesiana, uno se da cuenta cómo María Auxiliadora es la que da sentido a todo. Desde el primer Ave María que rezara nuestro fundador con su primer alumno hasta nuestros días.

Pues yo humildemente me siento igual, sé que todo lo que me ocurre tiene sentido por Ella. A veces creemos que comprendemos las cosas que nos ocurre en nuestra vida y otras veces no sabemos por qué ocurren, pero porque la Santísima Virgen sabe que es lo mejor para nosotros.

Hay una frase en el sueño de los 9 años de Juanito Bosco, que le dice la Virgen “A su debido tiempo lo comprenderás todo”. Pues eso mismo siento, que María Auxiliadora nos va acompañando en nuestra vida diaria.

– ¿Cómo ha vivido este pasado mes de mayo tan atípico?

Manuel Jiménez junto a María Auxiliadora Coronada

Por un lado, hemos vivido un mes de mayo con una sensación de tristeza y melancolía al no poder celebrar como nos hubiera gustado este mes de mayo y en un año tan especial celebrando el 125º Aniversario de la Llegada de María Auxiliadora a la Ciudad de Sevilla; pero también lo hemos vivido como una acción de gracias porque con la ayuda de la Santísima Virgen hemos podido disponer de los medios tecnológicos y humanos para poder llevar a cada hogar la presencia de la Virgen María. Podemos sentirnos satisfechos de haber podido celebrar al menos nuestros cultos en la Basílica, aunque con la limitación de aforo.

Este año hemos notado la necesidad que los devotos teníamos de visitar a nuestra Madre: se formaban grandes filas de personas intentando lograr un sitio en la celebración de los cultos, el 24 de mayo desde las 9.00h de la mañana esperaban para poder entrar y se llenaron las seis Eucaristías que a lo largo del día celebramos, hasta tuvimos que prorrogar la apertura del templo hasta las 22:30h.

El 6 de mayo era un día muy especial, porque ese día se cumplía los 125 años de la llegada de la imagen de María Auxiliadora a la Trinidad. Todo quedó reducido a una eucaristía transmitida por YouTube desde la Basílica y un magnífico documental de la Virgen que realizaron un conjunto de miembros de la Archicofradía las semanas previas.

Ni besapiés, ni rosario de la aurora, ni bajada, ni procesión, pero tenemos la tranquilidad de que Ella nos ha estado protegiendo en todo momento desde que está pandemia comenzó.

– ¿Qué valoración hace desde que tomó posesión de su cargo?

Creo que no soy yo el que tenga que hacer dicha valoración, pero el objetivo que tenía y tengo planteado para la Archicofradía no es otro que el que nos dejó nuestro Santo fundador, San Juan Bosco, que era “Propagar la devoción de María Auxiliadora” y esto creo que se puede hacer en diferentes campos, siempre aglutinando a más personas y que ellos se sientan protagonistas de las actividades que se realizan.

En una casa Salesiana, lo protagonistas son y deben ser los jóvenes, ellos deben estar implicados en toda tarea o misión, pero deben estar acompañados, en su formación y vida espiritual.

Pertenecemos a una familia con un carisma propio, como son los Salesianos, todo lo que hacemos tiene que repercutir e implicar a todos los grupos y miembros de la vida de la Casa Salesiana de la Stma. Trinidad. María Auxiliadora es el tesoro de nuestra casa, la que vela por cada uno de sus hijos y eso no lo podemos dejar en el olvido, nuestra misión es hacerla presente y acercarla a toda persona que pase por su colegio y Basílica.

– Están haciendo una labor encomiable en el campo de la caridad. ¿Es aquí donde se ve realmente el significado del amor hacia el prójimo?

Como recoge nuestro reglamento en el artículo 4, donde se indican los compromisos de los miembros de la Archicofradía, debemos imitar a María cultivando en la propia familia un ambiente cristiano de acogida y de solidaridad; y practicar, con la oración y la acción, la solicitud por los jóvenes más pobres y por las personas en necesidad.

Nuestra Archicofradía durante el año realiza actividades como recogida de alimentos, ayudas en material escolar de alumnos, colaboración el proyecto APRÉS de la Casa Salesiana de la Trinidad,…en cuanto a la situación en la que nos hemos encontrado, este año hemos tenido la obligación de primar la acción solidaria, especialmente en el mes de mayo: conseguimos recoger una tonelada de alimentos que destinamos a Cáritas (Parroquias de Jesús Obrero y San José Obrero)  y al Economato Social de María Auxiliadora, hemos hecho varios repartos de mascarillas entre residencias y comunidades de religiosos y religiosas, logramos colocar en la Puerta Principal de la Basílica un contenedor de recogida de ropa, nuestro grupo joven donó 200 litros de leche y pusimos en marcha la Papeleta Solidaria donde agradecemos la donación de nuestros devotos pues ha sido bastante generosa e irá destinada a la Parroquia Jesús Obrero.

La caridad en las hermandades y organizaciones siempre debe primar, es donde realmente demostramos el amor a la Santísima Virgen y cumplimos el mandato de Ntro. Señor Jesucristo “amar al prójimo”. El mejor regalo que podemos ofrecerle a María Auxiliadora es que nosotros, sus hijos, nos ayudemos los unos a los otros realizando pequeñas acciones de solidaridad destinadas a los más desfavorecidos.

– El altar de cultos este año ha sido una auténtica maravilla. ¿Cómo se han organizado?

El montaje del altar este año traía algunos problemas evidentes en relación al covid-19, es un altar montado por un equipo de priostía normalmente muy numeroso y que este año obviamente no podía ser así. Finalmente, con los permisos necesarios pudimos llevarlo a cabo, con un equipo de priostía reducido y cada uno de ellos cumpliendo con las normas de uso de mascarillas, distanciamiento social, … Montar un altar de cultos este año era una tarea difícil y complicada, pero damos gracias a Dios y a la Santísima Virgen que en cierta medida hemos podido celebrar sus cultos con asistencia de fieles.

Eucaristía del LVXI aniversario de la coronación canónica de María Auxiladora. Foto: Archicofradía

– ¿Cómo definiría el grupo joven de María Auxiliadora?

El grupo joven de nuestra Archicofradía es un grupo que cada año se ve incrementado, jóvenes que viven por el amor a la Virgen Santísima bajo la advocación de Auxiliadora y para el servicio y la entrega como nos enseña nuestro fundador San Juan Bosco. Ellos no son el futuro de nuestra Archicofradía, ellos verdaderamente son el presente. Es un grupo joven del que nos sentimos muy orgullosos, jóvenes que asisten sin necesidad de obligación a los cultos, jóvenes que pasan las horas del día realizando y colaborando en actividades para fomentar la devoción a su Virgen, jóvenes que están dispuestos a todo sin nada a cambio, porque tener a María Auxiliadora como Madre es el mejor regalo.

– ¿Cómo han vivido estos actos los hermanos?

Este año sentíamos todos la necesidad de tenerla aún más cerca, pero por las condiciones en las que nos encontrábamos no podía ser de esta manera, han sido unos cultos agridulces, durante el mes de abril veíamos muy complicado o casi imposible que pudiéramos acudir a la Basílica para realzar nuestros cultos, pero al final hemos tenido la suerte de que en la semana que empezaban nuestros cultos los templos podían abrir sus puertas aunque fuera en un 30% del aforo del templo, que gracias a ser una Basílica grande, todos los días por la tarde podían asistir 110 personas, el máximo permitido.

Para facilitar que hubiera mayor número de devotos en los cultos a María Auxiliadora, también se organizó una novena por la mañana, a las 11:00, en el que contaba diariamente con un gran número de asistentes.

Todas estas alternativas y restricciones que nos encontrábamos no eran las intenciones del Consejo de la Archicofradía para la efeméride que celebramos, pero creo que debemos estar contentos y sentirnos afortunados por haber podido celebrar de una manera digna los cultos a Nuestra Madre Auxiliadora, dentro de las limitaciones oportunas.

– ¿Qué actos próximos tienen previstos celebrar?

Por motivos obvios, este año no hemos podido celebrar como hubiéramos deseado el 125º Aniversario de la llegada de la imagen de María Auxiliadora a la ciudad de Sevilla, muchos de los actos previstos han tenido que ser suspendidos. De nuevo, la Santísima Virgen nos regala un próximo año donde celebraremos el 125º Aniversario de la Fundación de la Archicofradía de María Auxiliadora Coronada de la Casa de la Trinidad, todavía quedan por concretar varios aspectos del programa de actos, cultos y celebraciones que esperamos poder celebrar con normalidad, el mismo lo conoceremos al comienzo del nuevo curso.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup