Córdoba, ⭐ Portada

Medicina Dei: Así es el evocador y simbólico cartel de Pérez Indiano para las Glorias de Córdoba

El protagonismo de San Rafael está compartido por la copatrona de Córdoba, la Virgen de la Fuensanta

La indiscutible vertiente taurina de Pérez Indiano ha ocupado también un lugar de privilegio en la obra, de la mano del inmortal diestro cordobés Manuel Rodríguez Sánchez, «Manolete»

La Real Iglesia de San Pablo ha acogido este sábado la presentación del espectacular cartel que el artista extremeño afincado en Sevilla José Tomás Pérez Indiano ha creado para anunciar el Tiempo de Glorias de 2021 de la ciudad de San Rafael que, bajo la bohemia mirada del artista, se presenta como más que nunca suya. Un cuadro anunciador cargado de simbolismo cuyo gran protagonista es precisamente el Arcángel Custodio de la ciudad «a la que nunca ha soltado de la mano», en palabras del propio artista, como le desveló al padre Andrés de las Roelas en la madrugada del 7 de mayo de 1578: “yo te juro, por Jesucristo crucificado, que soy Rafael, ángel a quien Dios tiene puesto por guarda de esta ciudad”. Desde entonces, el Arcángel ha protegido la ciudad de penurias, tragedias y epidemias, de ahí la importancia de su presencia en el cartel anunciador en estos momentos de tribulación.

Cartel de Glorias de Córdoba 2021 | José Tomás Pérez Indiano

Situado en un primer plano, inspirado en una fotografía de Miguel Ángel Torres, San Rafael aparece coronado con flores como premio a la fidelidad radical en Cristo. Una fidelidad que alcanza «la elevada carga simbólica de no haberle fallado a Dios nunca«, y se representa con una «corona florecida como aquel que se aferra a Dios«, ha subrayado el autor. De la aureola emerge el triángulo de Dios Padre con la leyenda «Medicina Dei», medicina de Dios, en un momento en el que su mano sanadora se hace más necesaria que nunca. San Rafael se muestra flanqueado por querubines que sostienen el símbolo del Arcángel, el pez, y un espejo con el anagrama de María, «Madre protectora cordobesa», ha explicado Pérez Indiano. En la concepción del artista los arcos de la Mezquita Catedral se funden en el Arcángel Custodio, concibiendo un evocador espacio vaporoso que permite al espectador adentrarse metafóricamente en el interior de las incomparables naves catedralicias del imponente templo cordobés.

Detalle de la Virgen de la Fuensanta

El protagonismo de San Rafael está compartido, en la obra de Pérez Indiano, por la copatrona de Córdoba, la Virgen de la Fuensanta, que se sitúa en el centro de la obra en una silueta en color rojo sacramental en una evidente alusión, de índole simbólica, que materializa el convencimiento de que es por María como se llega a Cristo. En su interior, el artista ha situado una estrofa de su himno -«Madre Mía de la Fuensanta, Córdoba entera postrada a tus pies…»-, «fundiéndose estrellas a su alrededor como Reina del Cielo«, ha incidido.

La presencia de «Manolete» en el cartel de Glorias

La indiscutible vertiente taurina de Pérez Indiano ha ocupado también un lugar de privilegio en la obra, de la mano del inmortal diestro cordobés Manuel Rodríguez Sánchez, «Manolete». Y es que en la parte derecha del cartel, fundida con la composición, emerge una reja muy especial, la reja de forja de la habitación de la casa del inolvidable genio «que me inspira y sostiene mis anhelos taurinos», ha enfatizado Pérez Indiano que ha situado bajo la reja una reproducción de la firma del «monstruo» en un claro guiño «a uno de los cordobeses más universales, amante y defensor de las tradiciones de su tierra», ha afirmado antes de confesar que para él «Manuel es una primavera arrancada por el tallo, como la que estamos viviendo«. Tras la reja puede observarse un cirio votivo que algún devoto ha situado en el monumento a San Rafael que existe en el Puente Romano, otro elemento dotado de una elevada carga simbólica toda vez que se erige como un homenaje a la devoción popular que la ciudad de Córdoba profesa al Arcángel.

Santa Victoria y la primavera de Córdoba, en el cartel

La parte inferior de la obra está ocupada por el texto, en el que figura la última de las protagonistas de la composición, Santa Victoria, patrona de Córdoba y mártir, que corona la leyenda Glorias, pintada en tipografía alusiva a la forja, «esa de la que tanto puede presumir Córdoba de poseer en sus calles, casas y patios», ha dicho el artista. Una palabra, «Glorias», cuya «i» está conformada por la silueta del triunfo de San Rafael de la Puerta del Puente. Finalmente, en alusión a la primavera, a las fiestas y a los patios de la ciudad, Pérez Indiano ha situado un clavel y una rama de geranio para escribir la palabra Córdoba. Detalles que completan un maravilloso conglomerado de elementos esenciales y maravillosamente diversos que se componen, de manera magistral, por obra y gracia de la inagotable capacidad artística de unos de los creadores más importantes del actual panorama de la cartelería cofrade y religiosa.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup