Córdoba, ⚓ Costal

Medio centenar de costaleros para la Virgen del Buen Fin

El pasado 6 de octubre se confirmaba la decisión adoptada por la Junta de Gobierno de la Hermandad del Descendimiento de apostar por la continuidad para hacerse cargo de la responsabilidad de guiar a los costaleros que llevan sobre sus hombros a la Virgen del Buen Fin, la bellísima dolorosa del imaginero sevillano Hernández León, camino de la Santa Iglesia Catedral. En virtud de esta premisa, Andrés Luna, que ya venía ejerciendo como máximo responsable de la cuadrilla, recibía el respaldo de la nueva junta en virtud del trabajo desarrollado en los últimos años.

La decisión ha tenido su refrendo este domingo, fecha elegida para convocar por vez primera a los hombres que trabajarán bajo el paso de la Madre del Descendimiento la próxima primavera. Una cita que se ha saldado con la constatación de medio centenar de costaleros que han suscrito su nombre en esta nueva andadura que ahora comienza, con la mirada puesta en alcanzar el éxito el próximo Viernes Santo, si bien algunos de ellos no han podido acudir a la llamada por cuestiones de diversa índole. No obstante, la convocatoria se ha vivido con altas dosis de ilusión por los objetivos a materializar, que se encuentran al alcance de la mano.

Andrés Luna, perteneciente a la última cuadrilla de costaleros de la Encarnación, tiene amplia experiencia en el mundo del costal. No en vano, ha formado o forma parte de las cuadrillas del Cristo del Amor y de Jesús del Silencio, de la Hermandad del Cerro, del Señor de los Reyes y la Virgen del Dulce Nombre, de la Archicofradía de la Vera Cruz, del Cristo de la Buena Muerte y de la Reina de los Mártires, de la corporación de San Hipólito, de la Hermandad de las Lágrimas del Figueroa, tanto del paso de la Virgen, como del Cristo, de la Divina Pastora de Capuchinos, del Carmen de Puerta Nueva, de Nuestra Señora de los Dolores y del Rayo, de la Virgen de la Fuensanta y desde su fundación, de la cuadrilla del Buen Fin.

Ha trabajado con capataces como Lorenzo de Juan, Javier Romero, Juan Berrocal, José María Ordóñez, Rafael Casado, Javier Ochoa, Silverio Sotomayor, Javier Pérez, Antonio Requena, José Ibáñez, Rafael Cerezo, Ángel Varo y Carlos Herencia. En el Vía Crucis Magno tuvo el honor de ser costalero del paso de misterio del Cristo del Descendimiento y en la Regina Mater de la Virgen de la Fuensanta. En los últimos años forma parte del equipo de capataces de la Hermandad del Rayo y este año, por avatares del destino, fue capataz de la Fuensanta. Desde el año 2002 forma parte de la cuadrilla de capataces del Buen Fin habiendo ejercido como capataz los últimos doce años.

La elección de Andrés Luna augura un éxito sin paliativos, que se fundamenta en su acreditada experiencia y en la honradez y la generosidad que siempre ha puesto en todas y cada una de la empresas en las que se ha embarcado, como costalero y como responsable del llamador. Una apuesta sobre seguro que el tiempo sabrá recompensar a ambas partes.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup