Redoble de fe, 💙 Opinión

Melodías cofrades a medias tintas

Hemos terminado una Semana Santa que, aún sin procesiones, ha dejado un sabor agridulce para las bandas de música de la capital de la Costa del Sol.

Teniendo de protagonistas a balcones y terrazas de casas de hermandad principalmente, hemos estado servidos de polémicas a diario.

Cómo principal escenario, nos hemos encontrado el ático del palacio episcopal de Málaga; donde por estar situado donde está, las distintas bandas que han actuado allí, han podido realizar sus respectivos conciertos sin ningún tipo de problema.

Por otro lado, nos encontramos las distintas terrazas de las casas hermandades como Las Penas, Estudiantes o el Santo Sepulcro, donde aprovechar el espacio para desarrollar un concierto por parte de algunas bandas, se hacía una auténtica proeza.

Bandas como la AM San Lorenzo Mártir, las bandas de CC y TT del Cautivo o la Victoria; así como las bandas de palio de la Soledad de Mena o la Trinidad Sinfónica, han visto mermadas sus actuaciones, donde los actos en los que iban a participar eran suspendidos de un día para otro en plena Semana Santa.

Sólo unas pocas bandas como la Banda de Música Maestro Eloy García de la Archicofradía de la Expiración o la Banda de Música de Zamarrilla, han podido desarrollar todos sus compromisos sin ningún tipo de alteración.

Cabe reseñar; por ejemplo, que para la actuación de la AM San Lorenzo Mártir el Jueves Santo en el ático del palacio episcopal, la policía nacional se vio obligada por primera vez en toda la Semana Santa a “acordonar” la emblemática Plaza del Obispo porque se había congregado demasiada gente para escuchar el concierto, para que no pudiese entrar nadie más.

También se dio el caso de que el ayuntamiento no dio permiso a hermandades para poder organizar conciertos por no contar estas con un seguro de responsabilidad civil por si ocurría algún problema a causa de aglomeraciones.

Mención especial deben llevarse también los “pasacalles”; donde los pasacalles estáticos estaban prohibidos expresamente por parte del ayuntamiento malagueño; por lo que sólo se podían realizar pasacalles “en movimiento” y de corta duración, para evitar aglomeraciones.

Pese a todo ello, se puede comprobar en las recientes hemerotecas de las redes sociales, que se han sucedido actos que deberían haber sido suspendidos por falta de espacio o de medidas de seguridad y; sin embargo, otros que contaban con un amplio margen de seguridad y un protocolo de seguridad bien estudiado, se han cancelado.

No obstante, es admirable que a pesar de las circunstancias que nos acontecen, el esfuerzo mastodóntico por parte de los músicos de las bandas por ensayar, por actuar y poder regalarnos piezas musicales para darnos fuerzas para aguantar un año más sin procesiones.

La AM San Lorenzo Mártir en la terraza de uno de los hoteles de la capital (Foto: Jesús Aguilar Terol).

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup