Málaga

Memorias de la Magna de Málaga: Al Compás de la calle Agua navegaba el Rescate

Uno de los acontecimientos cofrades más importantes de la década ha sido, sin duda, la Magna celebrada en Málaga capital con motivo del centenario de la Agrupación de Cofradías, que ha puesto en la calle a dieciséis hermandades y sus respectivos tronos, citando a gran cantidad de cofrades en la Capital de la Costa del Sol. Todo ello tras la desoladora época de la pandemia, algo que parece que comenzamos a superar por fortuna. Por ello, desde este portal nos hemos propuesto rescatar momentos de especial relevancia y belleza plástica -por un motivo u otro- a través de vídeos, haciendo una sección específica para ello. Sin ánimo de extendernos en demasía, se trata de ofrecer pinceladas de las maravillas que nos dejó la Magna malagueña.

Fueron muchas las horas que los tronos caminaron por las calles de la capital, deleitando a los cofrades en diversos puntos de la ciudad, que por fin retomaba el pulso en lo que a hermandades se refiere. La primera cofradía que ponía su cruz de guía en la calle era la de la Hermandad del Rescate, a eso de las 13:30h, dando el pistoletazo de salida a una jornada histórica de la mano de la Agrupación Musical San Lorenzo Mártir de la propia Málaga, que mostró que la línea ascendente que venía experimentando antes de la pandemia no se ha visto interrumpida por la misma.

En la calle Agua se vivían momentos de emoción contenida, en un primer lugar, y luego desbordada, con la presencia del imponente trono del Rescate, presidido por la talla que realizara Castillo Lastrucci en 1954, que veía por fin la luz de la calle desde su casa hermandad con la marcha «Tú eres la Vida«.

La formación musical malagueña hacía gala de su interesante repertorio de marchas procesionales propias, toda vez que las tres marchas que sonaron en estos primeros compases de la salida procesional pertenecían al sello de identidad de San Lorenzo. Sonaban, ante la atenta mirada de la María Santísima de Gracia, que aguardaba presidiendo la puerta del templo el transitar del Hijo de Dios, las marchas «Es condenado el Hijo De Dios» y «Al Compás de Calle Agua«, siendo esta última uno de los baluartes de la banda malagueña merced a su incuestionable calidad, y el excelso binomio que hace con el Señor Rescate, a quien va dedicada, que brilló con luz propia en la calle Victoria.

La Agrupación Musical de San Lorenzo Mártir volvía a demostrar su consolidación, y lo hace en una ciudad donde lo que prolifera son las bandas de cornetas, muchas de ellas a la vanguardia de su género, que precisamente tiene su origen en la Capital de la Costa del Sol. Lo hizo durante todo el recorrido, deparando momentos inolvidables, como el transitar por Casapalma, donde se engarzaron ocho marchas seguidas, lo que provocó el delirio en el público asistente, formando un conjunto exquisito junto a los hombres de trono.

En definitiva, la Hermandad del Rescate no pasó en absoluto desapercibida, mostrando las bonhomías que encierra la Málaga cofrade a lo largo y ancho de la ciudad en lo que a cofradías se refiere. Al Compás de la calle Agua latió el corazón de los malagueños, como cada Martes Santo.