Advertisements
Córdoba, ⭐ Portada

Miguel Melguizo anuncia los «Pequeños Proyectos» que pondrá en marcha si preside la Misericordia

El cofrade Miguel Melguizo vuelve a dar un paso más revelando los pilares esenciales sobre los que está construyendo un ilusionante proyecto colectivo de futuro para regir los destinos de la hermandad de la Misericordia desvelando algunos de sus proyectos -a los que ha llamado «pequeños proyectos», si bien gozan de gran envergadura– afirmando que «son muchas, variadas y novedosas las ideas que traemos, y las que nos habéis aportado al proyecto. Y lo mejor es que son ideas concretas, no proyectos genéricos. Las encuadramos dentro de este apartado por tratarse de iniciativas de fácil alcance, con la colaboración de todos los hermanos, y siempre pensadas para ellos».

El primero de ellos para por «abrir la Casa Hermandad» ya que «la Casa de Hermandad, la Casa de Todos los Hermanos, debe ser lugar de encuentro, de acogida, al servicio de todos los hermanos que la busquen«. Melguizo expone que es importante recordar que «esa Casa supuso un esfuerzo y una enorme ilusión para todos. Y como tal, debe estar al servicio de los Hermanos. Para servir de lugar de acogida, de hermandad, de encuentro de todos. Por ello vamos a establecer un horario de apertura de la Casa de Hermandad con un mínimo de dos días a la semana, y con la presencia de Secretaría y Tesorería, con la idea de poder atender a quien acuda a resolver cualquier tema de estas áreas».

Ahondando en el «espíritu de apertura y acogida a todos los Hermanos», el proyecto de Melguizo considera vital «fomentar las actividades que nos permitan a todos participar y disfrutar de la Hermandad», motivo por el cual propone «organizar actividades abiertas a todos, dándole eco y publicidad que permita a todos acudir y participar«, «y una nueva oportunidad de compartir momentos de convivencia es a través de la recuperación del Belén de la Hermandad«, que supone «días de trabajo en el montaje, y días de convivencia en los turnos los días de Navidad».

Así -explica Melguizo, «será mucho más fácil alcanzar el Proyecto 1000 hermanos«, en la medida en que «una Hermandad que acoge, que te anima a participar, que te permite desarrollar tus ideas y tus ganas de colaborar, tendrá como consecuencia que lleguen más hermanos. Y no sólo nuevos, sino también, y muy importante, recuperar a aquéllos que, por una causa u otra, dejaron el seno de nuestra Cofradía. Hermanos que vivieron circunstancias personales que les alejaron no de nuestros Titulares, porque la devoción a Ellos está por encima de nosotros, pero sí de la Hermandad como grupo de hermanos con esa devoción en común». «Y la otra consecuencia fácil y lógica -prosigue- será alcanzar la tantas veces comentada meta de 400 nazarenos, pero no tomada como un objetivo en sí mismo, sino como el fruto de abrir nuestras puertas a antiguos y nuevos hermanos».

También la Casa de Hermandad ha de servir como lugar seguro «en el que dejar los sábados por la mañana a nuestros niños que en la Hermandad, en un ambiente cristiano, lúdico, formativo, en el que crezcan quienes recogerán el testigo que dejemos». En este sentido, Melguizo anuncia que el «Grupo Joven tiene aquí todo el protagonismo, dándole la importancia que tiene en estas actividades».

Finalmente, Melguizo expone «dos pequeños proyectos que nos abran al resto de Córdoba: «Primavera en San Pedro«, con el que  «pretendemos que se instaure como un Ciclo Cultural cada mes de junio, coincidiendo con la festividad del Apóstol, con un conjunto de conferencias los tres primeros miércoles de junio sobre Historia de Córdoba, de su Semana Santa, Imaginería, Teología, Tradiciones, Arte… abiertas a cuantos quieran acudir a ellas, e impartidas por verdaderos especialistas en esas materias» y «para el último miércoles de junio organizaremos un concierto/recital de música sacra, clásica, cofrade… como broche cada año a este Ciclo Cultural».

Para terminar Melguizo entiende «muy enriquecedor adherirnos a una iniciativa muy valiente, interesante y valiosa para todos los hermanos de la Misericordia, como es “Salut Project, Escuela de Pacientes Oncológicos”. «Se trata -expone- de otra actividad a sumar a Obras de Misericordia, y que nace en el seno de la Hermandad de la Agonía, y a la que ya se ha sumado la Hermandad de Pasión, junto a otras que lo harán en próximos fechas. Un ciclo de charlas y talleres formativos para pacientes oncológicos, impartidos por los mejores especialistas en esta enfermedad, tratando temas tan importantes para los pacientes y familiares como alimentación, sexualidad, aceptación de la enfermedad, relaciones personales». «Creemos que es un proyecto al que no podemos sino unirnos como pequeño grano que ayude a quien lo necesite en este trance», concluye.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup