Sevilla

Nuestra Señora de los Ángeles ya está Coronada

Nunca los hermanos de Los Negritos se habían despertado con tanta ilusión. Madrugar no importa cuando se sabe que se va a disfrutar aunque teniendo el cansancio de todas las emociones vividas ayer en el traslado de ida. El altar del Jubileo de la Catedral acogía el palio de Nuestra Señora de los Ángeles. Allí varios centros de flores exornaba el lugar y al lado del palio unas escaleras estaban instaladas para que el Arzobispo subiera a la altura de la peana de Nuestra Señora de los Ángeles para imponerle la peana.

A las once de la mañana comenzaba la misa estacional. En los bancos se situaban muchos hermanos y devotos, y no faltaban las mantillas blancas que dejaban en las naves catedralicias un tono de alegría y fiesta. Nada más empezar se leyó la carta de la aprobación de la Coronación Pontifica de Nuestra Señora de los Ángeles.

Tras la lectura del Evangelio, el Arzobispo don Juan José Asenjo Pelegrina empezó su predicación. En ella hizo alusión al Apocalípsis diciendo que María es necesaria para vencer al mal y al pecado. Pidió a los hermanos «que la coronéis en la intimidad de los corazones». Mientras que para él es un honor inmerecido ser el que pueda ponerle la Corona con la que será Coronada en nombre del Papa Francisco. Terminó una vez más pidiendo a los hermanos que «pongáis a la Virgen en el centro de sus vidas y sus corazones». «Con la Virgen de los Ángeles se convertirá nuestras vidas en un camino de Gracia».

Las Hermanas Clarisas del Monasterio de Santa María de Jesús, las Madrinas de la Coronación, llevaron la corona hacia el paso. Allí la cogió Monseñor Asenjo para que justo en la hora del Ángelus Nuestra Señora de los Ángeles fuera Coronada Pontíficamente. La Dolorosa lucía su corona mientras el coro cantaba el Regina Coelis.

La Catedral estaba llena de felicidad y emoción. El acompañamiento musical de la Orquesta de cámara de Triana, la Coral Ángel Urcelay y la Coral de Molviedro que exaltaban sus voces hacían recrear una dimensión celestial en aquellos momentos. A las una menos menos cuarto terminaba la misa estacional con el agradecimiento por parte del Arzobispo a la Hermandad y la firma de la Coronación Pontificia.

Ahora Nuestra Señora de los Ángeles queda sola en la inmensidad de la Catedral en el eco de la Plegaria de Nuestra Señora de los Ángeles. A las cinco y cuarto se abrirá la puerta de San Miguel para que salga de nuevo la Virgen de los Ángeles ya Coronada. Un momento que se espera con ansias y que nunca olvidarán los hermanos de los Negritos que hoy más que nunca tienen a la Virgen de los Ángeles en su corazón.