Córdoba, Portada

Nuestra Señora y Madre de los Desamparados volverá a recorrer las calles de Santiago como en los años 70

En el año 2020, la cordobesa Hermandad de las Penas de Santiago decidió recuperar un entrañable acto que venía celebrándose en la década de los 70 en el seno de la corporación de la calle del Sol. En concreto, se trata de la recuperación del rezo del Santo Rosario por las calles de la feligresía de Santiago, algo que en el año 2020, si bien estuvo enmarcado en un acto de veneración extraordinario, condicionado por la situación sanitaria.

La corporación del Domingo de Ramos plantea que, cada año, ambas titulares marianas de la corporación se alternen en la presidencia de este rezo del Santo Rosario. Así, si en 2020 el rezo fue presidido por Nuestra Madre y Señora de los Desamparados, en el interior del templo, y en 2021 fue la Virgen de la Concepción la que recibió los rezos de los fieles y devotos, este año será la dolorosa que acompaña al Cristo de las Penas cada Domingo de Ramos por las calles de Córdoba la que protagoniza el Rosario, siendo la primera vez que este hecho ocurra desde la década de los años 70 del siglo pasado.

Será el próximo domingo 16 de octubre cuando, a las 10:00h de la mañana, en la Parroquia de Santiago comience el Rezo de los Misterios Gloriosos, que se realizará por un itinerario que discurrirá por Agustin Moreno, Plaza Santísimo Cristo de las Penas, Plaza de San Pedro, Alfonso XII, Plaza Conde de Gavia, Frias, Ravé, Travesia de Barrionuevo, Barrionuevo, Agustin Moreno, para retornar a la Parroquia de Santiago, en torno a las 11:25h.

El acompañamiento musical volverá a correr a cargo del coro Cantabile con un repertorio nuevamente muy cuidado y escogido. Una vez finalizado el Santo Rosario, la Hermandad se únirá a la Comunidad Parroquial en la Eucaristia Dominical a las 11:45h. «Éste, nuevamente, volverá a ser un día grande para nuestra Cofradía que traerá grandes recuerdos del pasado y de la historia de nuestra Hermandad», concluye el comunicado emitido al efecto.