Sevilla

Otro signo inequívoco más de la inminente llegada de la Cuaresma

Parece que es la hora. La célebre frase capillita que anuncia que la Semana Mayor está cerca. Ya está comenzando todo. Y en San Andrés lo saben. El próximo martes, día 13 de febrero, vísperas del ansiado Miércoles de Ceniza, tendrá lugar el inicio del solemne quinario en honor y adoración al Santísimo Cristo de la Caridad. Mientras, Santa Marta aguarda en la capilla de la hermandad, bajo la senda bóveda ochavada que la cobija, presidiendo el retablo donde durante todo el año Cristo es trasladado al sepulcro por los Santos Varones y la Magdalena. Su Madre, María de las Penas, lo acompaña en los cultos cuaresmales que presagian ya el inicio de la Cuaresma.

Otro signo inequívoco más de la inminente llegada de la Cuaresma. Una nueva y bendita espera hasta el 25 de marzo. Santa Marta porta los clavos que atravesaron a Cristo en la Cruz, vestida hermosamente de hebrea y coronada por una simple aureola. Humilde, como fue en vida la discípula cristiana de Betania. Se trata del único momento del año en que esta capilla mudéjar de San Andrés luce de esta manera.

Se acerca la Cuaresma. Se acerca ese tiempo efímero que hace incrementar los nervios de los cofrades. Se acercan los cultos que delatan la venida del Domingo de Ramos. Se acercan los cultos pasionistas de las hermandades. Se acercan las tertulias cofrades con los amigos en cualquier calle o plazoleta. Se acerca la ilusión del nazareno de La Borriquita que realiza su primera estación de penitencia con sus hermanos, con sus primos, con sus amigos. Se acercan esos deseos de oler a incienso día sí y día también. Se acercan los nervios de pequeños y mayores. Se acerca una nueva Semana Santa.

 

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup