Córdoba, ⭐ Portada

Pasión presentará la «Túnica de la Corona» cuando el desconfinamiento lo haga posible

La Junta de Gobierno de la Hermandad de Pasión tiene intención de presentar la «Túnica de la Corona«, la nueva joya del ajuar de Nuestro Padre Jesús de la Pasión, en el momento en que las circunstancias lo permitan, una vez que concluya el Estado de Alarma declarado por el Gobierno de España y las condiciones sociales, en relación con el distanciamiento social, así lo hagan posible; es decir, no habrá que esperar a la próxima Cuaresma para desvelar al pueblo de Córdoba la túnica. Cabe recordar que la idea original, que la declaración impidió, era presentar la pieza el pasado 29 de marzo, coincidiendo con la celebración de la Fiesta de Regla de la Hermandad de San Basilio, que culmina el Quinario que, en honor del Nazareno del Alcázar Viejo, consagra cada Cuaresma la hermandad del Miércoles Santo.

Sea como fuere, la corporación de San Basilio no maneja, por razones obvias, fecha concreta alguna ya que será el desarrollo normal de los acontecimientos el que determine cuándo se podrá plantear un evento de estas características, si bien la hermandad tiene en el horizonte una cita marcada en rojo en su calendario, que, puestos a especular, podría ser perfecta para darle a la presentación la importancia que merece, los cultos que en honor de María Santísima del Amor, ponen el broche de oro cada mes de octubre en el seno de la cofradía cordobesa. Unos cultos que concluyen con la salida de la dolorosa por las calles de barrio y bien podrían adquirir la categoría de extraordinarios si así tuviese a bien determinarlo el equipo de gobierno de la hermandad, como un hermoso ejercicio de acción de gracias por toda esta terrible crisis sanitaria que estamos padeciendo, enmarcando la presentación de la túnica en esta celebración.

Especulaciones aparte, la nueva pieza que, al igual que ha sucedido con los grandes proyectos patrimoniales en los que la hermandad se halla inmersa, ha sido diseñada por el contrastado diseñador cordobés Julio Ferreira y ha sido realizada en el taller del bordador ecijano Jesús Rosado Borja. Respecto al deslumbrante diseño, el propio Ferreira ha explicado que «sin duda todo el elemento decorativo más importante de la pieza ornamental es la que parte a raíz de la simbología de la corona, que junto al lirio y la pasionaria son elementos florales simbólico en la fe cristiana».

No en vano «el lirio representa la pureza, la castidad, la inocencia, la Resurrección de Cristo, junto a la que sin duda la flor más predominante en el conjunto, es la denominada flor de la pasión«. Cabe recordar, como subraya el propio diseñador de la pieza, que «su origen se asocia alrededor de principios del siglo XVII cuando un fraile agustino llegado del Nuevo Mundo la trajo consigo. Al ver dicha flor, otro monje, la denominó como flor de la pasión debido a su forma tan peculiar«.

La base textil ha sido terciopelo en color púrpura, preferido para las túnicas de los antiguos reyes. La palabra “púrpura” proviene del griego “porphyra”, está altamente asociado a la nobleza, lujo y espiritualidad. El bordado, se ha realizado siguiendo las técnicas del siglo XIX siendo talleres de referencia en estas técnicas, Victoria Caro, Patrocinio López y las Hermanas Antúnez, donde sin duda alcanzó un estilo tridimensional, con gran personalidad en la ejecución de los diseños de cardos, acantos y motivos florales, una gran variedad de técnicas del bordado, puestas al servicio de un trabajo exquisito en las formas y volúmenes, enriquecido con elementos de chaperia sobredorada con incrustaciones interiores de amatistas, huevillos y piezas de escamados de lentejuelas, un estilo del bordado personal, con destreza en los volúmenes y combinación puntadas.

Una confluencia de artistas de primer nivel, puestos al servicio de la hermandad de San Basilio, que permite aventurar un éxito incuestionable en virtud de una nueva pieza que se nutra de su inagotable capacidad artística e incremente de manera notable el ajuar del Rey del Alcázar Viejo y, al mismo tiempo, se halle en consonancia con la interesantísima progresión patrimonial de una hermandad que, de la mano de su hermano mayor, Manuel Díaz, viene experimentando en los últimos tiempos una evolución magistralmente definida.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen