Málaga

Pastora de Capuchinos, ¿próxima imagen coronada?

El tres de mayo se abrieron las puertas de la parroquia de la Divina Pastora y Santa Teresa de Jesús tras unos meses donde las obras de rehabilitación han marchado a buen ritmo y han dejado un templo que ha recobrado todo su esplendor. Lo hizo para recibir a la Divina Pastora, abriendo el día cuatro para que los vecinos pudieran ya conocer cómo ha quedado el templo tras los trabajos realizados. En cuanto a la Divina Pastora, abandonaba su sede canónica en verano del año pasado, permaneciendo durante todo este tiempo en  el santuario de María Auxiliadora. Este fin de semana también regresarán las cofradías del Dulce Nombre y la Virgen de la Alegría cerrando estos traslados la hermandad del Prendimiento.

En su regreso, la Divina Pastora recuperó un terno brocado valenciano del siglo XIX, recuperando una estética de la que la corporación tiene constancia gracias a una fotografía que guardan de 1914. El terno no se usaba desde antes de la guerra civil. Se trata de un juego de saya y manto realizados con un brocado en raso y oro fino por la prestigiosa casa Garín, que estuvo en funcionamiento entre los años 1877 y 1889. Dejó de utilizarse debido a su mal estado de conservación pero el taller de Sebastián Marchante y la confección por parte de las camareras de la Divina Pastora han podido recuperarlo para que sea lucido con motivo de este traslado.

Sin embargo, la noticia que más impacto ha causado tuvo lugar tras la llegada de la Divina Pastora a su sede canónica. Alfredo López Barranquero, párroco del templo, afirmó ante cientos de feligreses que “la Divina Pastora suma más de trescientos años de devoción en el barrio de Capuchinos y ya debería de estar coronada. Desde aquí solicito a la Congregación que inicie los trámites cuanto antes. Es necesaria esta coronación y tiene todo mi apoyo”.

Las reacciones no se hicieron esperar en las redes sociales. No son pocos quienes acogen con gran júbilo esta noticia, fundamentalmente vecinos de una collación que lleva siglos rezándole a una imagen sin la que no se entendería el aspecto devocional del barrio. Algunas hermandades malagueñas se han sumado a esta petición, como la de María Auxiliadora, el Dulce Nombre o la del Prendimiento. También se han adherida otras hermandades de fuera de la provincia como son la Pastora de Capuchinos o la Pastora de Santa Marina, ambas de Sevilla.

Durante los meses previos, las obras han sido expuestas en Ars Málaga para que fueran contempladas por los visitantes. A lo largo de una cuidada exposición pudieron contemplarse cómo han quedado estas piezas que ya se encuentran en su sede.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup