Jaén

Pedro Narváez exaltó la centenaria devoción a la Virgen del Rosel

Continúan los actos y cultos conmemorativos del 75 aniversario de la bendición de la actual imagen de Nuestra Señora del Rosel y su llegada a La Yedra, los cuales llegan a sus días grandes en estas vísperas romeras. Y es que, la comarca de la loma se prepara para vivir un año más unos intensos días en honor a la Patrona de La Yedra, la cual, atrae la devoción de las localidades cercanas a su santuario, agrupándose en torno a ella sentimientos heredados.

El pistoletazo de salida a estos días de fe y religiosidad, tuvo lugar en la noche del 27 de agosto en las ruinas de la Iglesia de San Juan Bautista, la cual acogió la exaltación en honor a Nuestra Señora del Rosel, pronunciada por D. Pedro Narváez Moreno con motivo de dicha efeméride.

En este incomparable marco, se llevó a cabo esta exaltación, corriendo la presentación del exaltador a cargo de D. Rafael Perales Francés, hermano cofrade y amigo del protagonista.

Mientras la noche se hacía presente de manera silenciosa y sosegada, Narváez Moreno, exaltó desde el atril su fe y devoción hacía Nuestra Señora del Rosel ante la cual, su familia vivió los momentos más importantes de su vida, recibiendo ante ella la mayoría de los sacramentos. Durante su intervención, puso de manifiesto la centenaria devoción de esta provincia hacía el Santísimo Cristo de la Yedra y Nuestra Señora del Rosel a lo largo de estos seis siglos, destacando que la imagen de María Santísima, estuvo presentes en momentos históricos para la comarca como pandemias, rogativas y acciones de gracias.

El peso devocional de la Virgen del Rosel es esta comarca es imborrable y prueba de ello, según destacó el exaltador, es el cariño con el que los devotos a través de su Archicofradía, restituyeron la imagen tras la guerra civil, recuperando así el fervor hacía esa advocación en la actual imagen de Ruiz Olmos.  

También hubo espacio para las vivencias en torno a Nuestra Señora del Rosel en su romería chica y de una manera especial en su romería grande, en la cual centenares de personas acompañan a la Virgen desde Baeza hasta La Yedra. De esta manera, relató sus vivencias y lo que siente acompañado alrededor de los romeros cada mes de septiembre. Finalizó su intervención, con unos versos dedicados a María Santísima por el hermano cofrade e ilustre baezano D. Alonso de Bonilla y Garzón.

Tras una prolongada ovación, finalizaría el acto con un concierto mariano a cargo de Dª. María Toral y D. Miguel Ángel Moreno.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup