Sevilla

Pérez Indiano concibe un cartel maravillosamente simbólico para la Pastora de Triana

La Hermandad de la Divina Pastora de Triana ha desvelado, en los salones de la Real Parroquia de Santa Ana, la excelente obra que el artista sevillano José Tomás Pérez Indiano ha concebido para ilustrar la salida procesional de la Pastora de Triana. Un cuadro anunciador, en el que el artista ha plasmado «todo lo que la Virgen mueve en su barrio, la historia de la hermandad y la simbología religiosa en torno a la advocación», tal y como el propio Pérez Indiano ha reconocido.

La obra, que centra su mensaje principal en la figura de Madre del Buen Pastor, muestra un primer plano de la mano de la Virgen protegiendo al Cordero, como una madre protege a sus hijos. Según ha explicado el autor, «el Divino cordero está realizado mediante lápices policromos y pan de oro, simbolizando la Divinidad que mana de Él». Una obra cargada de una profunda simbología materializada en elementos como una golondrina, símbolo de la libertad; una libélula, símbolo de la comprensión profunda del significado de la vida y una mariposa, símbolo de la Resurrección y de la vida eterna.

Una simbología en la que el número tres tiene una importancia capital. Del granado penden tres corazones en barro, estilo a los exvotos antiguos. Y es que según ha explicado Pérez Indiano, «el número tres en la Cristiandad demuestra la combinación en el sentido de unidad, como en la Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo y por lo tanto es un número especial que simboliza la Divina Perfección. Tres veces los serafines claman “Santo, Santo, Santo”. El número tres es usado para expresar períodos de fe: tres noches de vigilia, tres días, tres semanas, tres meses y tres años. A los tres días de su crucifixión, Jesús resucitó«.

En la parte inferior del cartel se muestra la alegoría de San Miguel armado matando al diablo en forma de dragón, según la visión de fray Isidoro de Sevilla. Adicionalmente, el cartel contiene un guiño palpable a la cerámica de Triana, con parte de los azulejos que conforman el pedestal del retablo de la Divina Pastora y que de observan observar fundiéndose con la túnica de la Virgen.

«Banderas de España y colgaduras cierran esta composición, como muestra del cariño popular del barrio de Triana a su Virgen. Finalmente, la leyenda ‘Triana Te Espera’ cierra el cartel, en alusión a aquel que realizara Maireles hace 26 años», ha concluido Pérez Indiano. Un cartel realizado sobre papel y en acuarela, lápices policromos, pan de oro y en el que los corazones, están realizados por Esteban Rosado. Una obra que trasciende de la mera observación para elevar los sentidos camino de la introspección.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup