Advertisements
El viejo costal, Opinión

Perseguidos

Hace apenas unos días me comentaba con un conocido que, en Córdoba, algunos partidos políticos parecían perseguir a los cristianos, no permitiendo o imposibilitando la realización de actividades relacionadas con sus actos, celebraciones y cultos.

Y no pude menos que dejar una sonrisa tras sus palabras, pero no por ser inhumano para con nuestro colectivo, sino al recordar lo leído recientemente en la página www.primeroscristianos.com, que busqué en mi móvil y le mostré a mi amigo, en la que se puede leer: Sally Axworthy, embajadora Británica ante la Santa Sede manifiesta “Algunas estadísticas son impresionantes».

El informe dice que el 80% de las personas que sufren persecución por sus creencias religiosas son cristianos. Dice que 245 millones de cristianos están siendo perseguidos. Son números grandes y conseguir que la gente hable de esto es el primer paso. Luego tenemos que ver qué podemos hacer para proteger a las personas que están sufriendo por sus creencias religiosas”.

Tengo que reconocer que desconozco el censo de cristianos de nuestra ciudad, pero este era el motivo de mi sonrisa, estoy seguro que es algo menor de la cifra señalada de 245.000.000. En esta misma página se dan otras cifras igualmente alarmantes, en Siria se ha bajado de 1,7 millones de cristianos en el 2011 a menos de 450.000 en la actualidad.

Y nosotros nos preocupamos por las manifestaciones de algunos políticos de bajo nivel de nuestra ciudad, cuando la realidad es tremendamente grande, lo que aquí son simples trabas, las más de las veces administrativas, en otros lugares de la faz de la tierra es la aniquilación o eliminación sistemática de los cristianos.

Ligera diferencia, ¿entienden ahora mi sonrisa?, pero lo verdaderamente preocupante de todo esto es nuestra pasividad, o nuestra falta de empatía para con los Hermanos perseguidos, desde el mundo de las cofradías se debería de iniciar algunas acciones que al menos nos conciencien del estado de algunas comunidades cristianas y de alguna manera intentar colaborar con estos Hermanos, no puedo aportar muchas ideas al respecto, pero si encender esta alarma.

Ahora esperar que alguna de nuestras hermandades o cofradías introduzcan entre sus objetivos algunos relacionados con este asunto, o al menos, que se den cuenta de algunos de los problemas importantes que nos rodean, y dejen a un lado los cotidianos, o los problemas de bajo nivel. Subiendo sus miras más allá de nuestras ciudades y fronteras.

¿Podemos hacer algo? ¿vamos a hacer algo? Piensa que son doscientos cuarenta y cinco millones de almas que creen en lo mismo que tú, ¿amarás a tu prójimo como a ti mismo?, o le dejarás perseguido y quizás eliminado por tus mismas ideas.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies