Córdoba, Sendero de Sueños, Sevilla, 💙 Opinión

Por mucho que desmientan, al final se nos da la razón a unos locos

Decían que no. ¡Cómo siempre!, a sabiendas de que se decía la verdad. Lástima que en vez de hablar y llegar a acuerdos, se tenga que llegar a las malas formas. En Córdoba es fácil de adivinar lo que una hermandad va a programar, pues no salen de los parámetros de siempre, salidas extraordinarias, conferencias y pocas eucaristías.

Cuando los programas de Álvarez y Cabrero, para dirigir la Macarena, salieron a la luz, aposté por este último, sabiendo del buen criterio de mis hermanos, a quienes una extraordinaria no les nubla la vista. Allí no se prima la cantidad, sino la calidad. La calidad de una buena Obra Social. No importó, como muchos achacaban, que no conociera el nombre de los mantos.

A todos los que me preguntaban les decía mi apuesta. Nadie daba crédito. Y es que allí, donde el Guadalquivir se acerca más a Doñana, nada es predecible. No como aquí, que por mucho que desmientan, al final se nos da la razón a unos locos.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup