Córdoba, ⚓ Costal, ⭐ Portada

Rafael Muñoz y Manuel Orozco seguirán al frente de las cuadrillas de la Hermandad del Caído

Como bien dice el dicho lo que funciona no se toca. Una máxima que ha tenido plenamente presente el recientemente reelegido hermano mayor Hermandad de Jesús Caído, Juan Rafael Cabezas, ratificando su confianza en los dos capataces responsables de guiar a las cuadrillas costaleras de la cofradía, tal y como manifestó con meridiana claridad en la interesante entrevista concedida a Gente de Paz el pasado mes de septiembre. De este modo, Manuel Orozco seguirá ejerciendo como capataz del paso de Nuestro Padre Jesús Caído al tiempo que Rafael Muñoz hará lo propio con los hombres que tienen el privilegio de llevar sobre sus hombros a Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad.

Rafael Muñoz Cruz, auténtico referente del mundo del martillo de la Córdoba Cofrade seguirá como encargado de dirigir el paso de palio de la Hermandad de Jesús Caído haciendo desde 2019. Muñoz fue capataz del paso de Jesús Caído -se incorporó en 1979 junto a Patricio Carmona- y continúa como capataz del paso de la Virgen del Carmen de San Cayetano. Su impecable bagaje así como su gestión como responsable del palio de Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad han propiciado que siga al frente de la cuadrilla.

La trayectoria de Rafael Muñoz Cruz con el terno negro dio comienzo en 1969, con quince años, por iniciativa de su padre, el mítico Rafael Muñoz Serrano. Junto a él ha ejercido de capataz de pasos como los de la Virgen de la Esperanza, del Cristo de la Expiración, la Virgen del Rosario, la Paz y Esperanza, la Reina de los Mártires, el Resucitado y la Virgen de la Alegría, Caridad de San Andrés, Nuestra Señora de los Desamparados, la Virgen de la Concepción, el Santo Entierro o el Cristo de la Buena Muerte.

Por su parte, Manuel Orozco lleva toda su vida vinculado con la hermandad. Fisioterapeuta de profesión, su Hermandad de cuna es la Paz y Esperanza, de la que formó parte del equipo de capataces de su titular mariana hasta el año 2014. Ejerce como capataz titular del paso de Nuestro Padre Jesús Caído, cogiendo el testigo precisamente de Rafael Muñoz en 2013, corporación que le impuso en 1997 su medalla de oro. Previamente, con 14 años, en 1985 se incorporó como auxiliar al equipo de Rafael Muñoz al frente de la cuadrilla del Señor, siendo nombrado su segundo en 1997. Igualmente es segundo capataz del paso de Nuestra Señora del Carmen Coronada, habiendo guiado también a la patrona de Córdoba, Nuestra Señora de la Fuensanta, con motivo del 25 aniversario de su coronación canónica.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup