Córdoba, Costal

Rafael Ramírez Galvín, capataz del Cristo de la Buena Muerte

La Junta de Gobierno de la Hermandad del Cristo de la Buena Muerte acaba de designar capataz del paso del crucificado a Rafael Ramírez Galvín quien sustituye en esta labor a Lorenzo de Juan que presento la dimisión de su cargo hace tan solo unas semanas a la conclusión de la pasada Semana Santa.

Rafael Ramírez Galvín es en la actualidad capataz del paso de palio de María Santísima de la Esperanza y del paso de Misterio de Nuestro Padre Jesús de la Sangre en el Desprecio del Pueblo. En esta hermandad cisterciense comparte también la responsabilidad de guiar los pasos de Su Divina Majestad en la procesión eucarística, así como del paso de Nuestra Señora Reina de los Ángeles de gloria.

«Esta Junta de Gobierno le desea la mayor de las venturas en la tarea de guiar el caminar de nuestro Sagrado Titular. Que con la intercesión de Nuestra Señora Reina de los Mártires, el Santísimo Cristo de la Buena Muerte ampare a todo su equipo», concluye el comunicado de emitida al efecto.