Sevilla, Varios

Santa Cruz concluye la restauración de sus candelabros de cola

«Armenta, Seco y Delgado. Conjunto que iluminará el paso palio de Nuestra Señora de los Dolores. Este Martes Santo las azucenas abrirán la cofradía en la cruz de guía y la cerrarán en el paso de palio». Con este simbólico mensaje ha concluido la hermandad de Santa Cruz la difusión pública de las imágenes de la presentación de los candelabros y los faroles de cola del paso de palio, que han sido bendecidos por Pedro Ybarra, director espiritual de la corporación, en la noche de este martes tras la restauración a la que han sido sometidos por parte del taller de orfebrería Delgado López.

Se trata de dos faroles de gran tamaño y otros dos más pequeños, que se disponen a cada lado de la parte trasera del paso de palio de Nuestra Señora de los Dolores, e hicieron las veces de candelabros de cola hasta que se estrenaron los actuales, ejecutados por Manuel Seco Velasco en 1977. La restauración y remodelación de los candelabros de cola están basados en el estilo del paso de Nuestra Señora de los Dolores siguiendo las líneas neorrenacentista que aporta. Se proyecta con una línea ascendente de luz con roleos de doble vuelta y con terminaciones en boluta poco visto y totalmente repujados a base de hojarascas, cascabullos, nudetes emperlados, etc… todo ello a dos caras soldadas en sus mitades.

Un total de cuatro faroles terminan de componer los brazos con dinamismo sin romper su dibujo, el farol central es de mayor tamaño que los tres restantes e irá en el eje del entrevaral naciendo del fuste de un airoso basamento que sopesa todo el conjunto, dicho basamento hace juego con el de los varales siguiendo así, la transmisión estilística adecuada. La flor de la azucena va repartida por los brazos como símbolo de la pureza de Nuestra Señora. Todo el conjunto está realizado a mano con las más tradicionales técnicas de la Orfebrería, y su construcción a requerido un concienzudo estudio previo de estructura interior y herrajes, teniendo en cuenta el peso de los faroles, la envergadura de los brazos, y el cimbre de los mismos.

El paso de palio de Santa Cruz fue aprobado en Cabildo General Extraordinario celebrado el 29 de Mayo de 1962, en base a un proyecto de inspiración neorrenacentista presentado por Emilio García Armenta. Su estreno tuvo lugar el Martes Santo de 1965. En el taller del autor antes referido se realizó toda la labor de orfebrería en metal plateado, a excepción de la candelería que sería posteriormente sustituida.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup