Advertisements
En mi Huerto de los olivos, 💙 Opinión

Semana Santa sí, Semana Santa no

No vamos a negar que las últimas noticias sobre la posibilidad de que haya una vacuna para finales de año, nos ha dado una inyección de moral y de esperanza. Y no es menos cierto, que la parada momentánea por la enfermedad a uno de los valientes voluntarios, para probar la vacuna, también nos ha puesto las orejas de punta. Creo haber leído de 50.000 valientes en probar en su cuerpo, una vacuna que sería buena para el resto de la humanidad.

Estamos deseosos de tener buenas noticias respecto a la pandemia de las narices. Cansados de escuchar cuanta gente está infectada, cuantos PCR se realizan ahora, y pregunto ¿y por qué no antes? ¿Por qué no decir las personas que superan esta pandemia? Y no decir la verdad verdadera de los realmente fallecidos. Vergüenza de dirigentes supremacistas y del racismo político que hoy impera por casi todo el mundo. Racismo político de cualquier ideología y pensamiento de superioridad hacia los demás. 

Y para colmo ahora que se empieza a ver la luz allí lejos, o sea, nos queda por recorrer túnel, los racistas políticos se pelean por la compra de vacunas. Está visto que somos simplemente eso objetos humanos para muchos políticos. 

Por mucho que queramos que nos vaya mejor va a ser complicado, cuando comparan a asesinos con víctimas, cuando comparan constitucionalidad con independentismo, cuando comparan Monarquía Parlamentaria con República. Si tienen un día, busquen por Internet el coste de una Monarquía y busquen el coste de una República. Se van a espantar.

De esta manera, con este periplo de acontecimientos, para lo bueno y malo, quién no va a querer volver a la normalidad. Quién no va a querer tener sus fiestas. Da igual que sean las Navidades, el Carnaval, la Cuaresma, la Semana Santa, las Ferias de cada ciudad, la vida que teníamos antes de besos y abrazos, de una cerveza o café en una terraza de uno de nuestros bares, deprimidos y desolados por tanta restricción. A este paso esto no se puede ni aguantar ni soportar.

Que las familias vuelvan a su normalidad, trabajos, colegios, fines de semana, vacaciones, visitas a los abuelos con una meridiana tranquilidad, y tantas cosas que ya no lo son de la misma manera y forma que antes…

Para los cofrades volver a nuestros actos. Cultos, besapies, besamanos, tertulias, ensayos de bandas y costaleros, actos sociales -que por cierto han sido mucho más-, vida normal de una hermandad. No es menos cierto que he escuchado a dos famosos cofrades, de profesión médicos, que no lo ven tan claro que el año que viene tengamos Semana Santa. Hay políticos, que sí lo ven, pero creo que queda lejos. Y seguro que todos ustedes, tienen las mismas ganas que yo o más si cabe. 

Seguiremos expectantes a los acontecimientos, que tienen que venir, para poder volver a nuestras vidas con nuestros eventos que nos mantenían en continuo movimiento y creación. Valoremos lo que teníamos, valoremos lo que estamos pasando para valorar lo que queremos volver a tener.

Sean felices y extrapólenlo. Les dejo por esta semana.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup