Sevilla

Septiembre en el Cerro del Águila

Cada año, la Hermandad del Cerro inaugura un nuevo curso cofrade con un intenso mes de septiembre, colmado de cultos en honor a Nuestra Señora de los Dolores. La periferia sevillana se engalana para venerar a la Madre de Dios durante varios días, comenzando el día 8 de septiembre con el rosario de la aurora de la dolorosa, cuando es portada por todas aquellas hermanas y devotas que deseen convertirse por unas horas en los pies de María. Tras ello se produce la tradicional ofrenda floral y las funciones religiosas, seguidas de un triduo solemne.

Nunca Desamparada ni Abandonada, la Virgen de los Dolores desciende de su camarín durante el último fin de semana de septiembre para recibir los besos de los feligreses en un barrio donde la Humildad es santo y seña de una gente volcada con su parroquia, que el pasado año cumplía setenta y cinco años. El mismo aniversario que cumple la cofradía en el próximo 2020, efemérides que fue tratada en cabildo general extraordinario hace unos años, siendo anunciada una salida extraordinaria para el 26 de septiembre a expensas de la aprobación eclesiástica. Cabe recordar que la Virgen de los Dolores tenía previsto un acto similar el pasado otoño para conmemorar el aniversario de la parroquia homónima, si bien las inclemencias meteorológicas frustraron el acontecimiento.

 

Realizada por el afamado escultor Sebastián Santos Rojas entre 1953 y 1954 -con una altura de 165 centímetros y un precio de 23.000 pesetas-, la imagen de Nuestra Señora de los Dolores fue inspirada en su sobrina Juanita, siendo gubiada en la etapa de madurez del artista. No obstante, sería bendecida hasta 1955, ceremonia presidida por el cardenal de José María Bueno Monreal. Presenta como características identificativas la nariz o los ojos, como afirma el profesor Juan Manuel Miñarro, que restauraría la talla en 1985 y en 1993.

La Virgen de los Dolores se erige como la arteria principal de la barriada del Cerro del Águila. Pero los vecinos del arrabal sevillano no sólo demuestran la fe y devoción a los titulares de la cofradía cada Martes Santos con cientos de nazarenos en el cortejo, sino que a lo largo del año reciben a sus plantas a miles de devotos desde todos los puntos de la ciudad. En reconocimiento a la extendida y profunda devoción, Nuestra Señora de los Dolores fue coronada canónicamente el 15 de septiembre de 2002 por cardenal Carlos Amigo Vallejo, habiendo recibido unos meses antes la Medalla de Oro de la ciudad por parte del alcalde de Sevilla.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup