Portada, Sevilla

Sevilla arropó al Carmen de Calatrava en su regreso triunfal de la catedral

Fue una formidable procesión de más de seis horas por el centro de la ciudad

La Hermandad del Carmen de Calatrava ha puesto el broche final a un fin de semana pletórico, en el marco del Pregón de las Glorias de María que ha presidido la Imagen en la Santa Iglesia Catedral.

La procesión de regreso de la Seo Hispalense ha transcurrido con normalidad, cumplimiento casi estricto de los horarios y un aire de alegría que se respiraba entres los hermanos de la corporación letífica y los cofrades de la capital.

La Reina y Hermosura del Carmelo abandonaba el entorno catedralicio y la Plaza Virgen los Reyes, para continuar por Cardenal Amigo Vallejo, donde tuvo un sentido homenaje a Fray Carlos con la marcha «Pasan los Campanilleros», la favorita del desaparecido prelado.

Magnífica procesión de vuelta de la Virgen del Carmen por el centro de Sevilla. Fotos: Alejandro Sigüenza.

Posteriormente, continuaría su tránsito por el casco histórico hasta llegar al andén del Ayuntamiento, donde la Virgen fue recibida por la corporación municipal, finalizando en este punto el itinerario institucional.

A partir de ahí, comenzaba la parte más íntima y a la vez popular de esta salida esplendorosa, con el paso por la Plaza del Salvador, Cuna y Orfila para presentarse ante la Capilla y la Parroquia de San Andrés.

Se podrían reseñar la infinidad de detalles de las andas procesionales que han enamorado a cientos de cofrades a lo largo del trayecto, pero ha llamado la atención sin duda la belleza de las diversas flores en tonos blancos que han embellecido el conjunto; la ampliación de los candelabros de Guardabrisas por la magnífica talla obra de Antonio García Flores y el dorador Paco Pardo; y el impecable atavío de la Imagen por su vestidor, José Antonio Grande de León.

El cortejo, con los sones de la Agrupación Musical María Santísima de las Angustias (los Gitanos) en la Cruz Alzada desde el ayuntamiento, y la Banda de Música del Rosario de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) tras el paso de la Virgen del Carmen.

Así prosiguió la Titular Mariana su recorrido glorioso por las Capillas del Antiguo Hospital de San Bernardo (Hermandad de la Divina Pastora de Santa Marina), San Juan de la Palma (Hermandad de la Amargura, la Cabeza y Montemayor), el Rosario (Montesión) y Omnium Sanctorum (Javieres, Carmen Doloroso y Reina de Todos los Santos).

Y tras este Bendito periplo por la calle Feria, se desataría el fervor popular por los enclaves más cercanos al templo, obsequiando a la Reina del Carmelo con cantes por sevillanas, aplausos y petaladas.

El reloj marcaba las 23:15 horas cuando la pequeña talla de enorme belleza reviraba ante la capilla de la Calle Calatrava para despedirse de sus hijos de Sevilla y entrar en esta sede desde la que aguardará un nuevo mes de julio donde las ilusiones se renueven.