Portada, Sevilla

El lucero de Santa Marina ilumina la feligresía en su Vía Lucis Extraordinario

La Virgen de la Aurora protagonizó una histórica salida por el L Aniversario de la cofradía

Este domingo, 22 de mayo de 2022, será recordado con letras doradas en la Hermandad de la Resurrección, por los momentos tan especiales que se han vivido durante toda la tarde junto a su Titular Mariana, la Virgen de la Aurora.

La Imagen ha presidido un maravilloso Vía Lucis Extraordinario por las calles del barrio con motivo del L Aniversario de la aprobación de las primeras reglas de la corporación.

La Virgen de la Aurora paseaba a media tarde por la Muralla de la Macarena. Fotos: Andrés González.

Los hermanos formaban en una Iglesia de Santa Marina llena de personas, para acompañar a la Señora en este inédito culto; y el exterior aparecía adornado con colgaduras en la fachada y una alfombra rojo sobre el suelo, perfumada con ramas de romero.

Eran las 18:30 horas cuando se iniciaba el discurrir del cortejo. Seis minutos más tarde salía Nuestra Señora de la Aurora ataviada completamente de blanco, portando el manto de vistas bordado en oro de la Virgen de la Salud de San Gonzalo.

Estampas del Vía Lucis de la Virgen de la Aurora por el Pumarejo y la muralla. Fotos: Alejandro Sigüenza.

El Vía Lucis recorrió la calle San Luis y el Pumarejo así como gran parte del barrio de San Julián, discurriendo previamente por una parte de la Muralla de la Macarena.

Uno de los momentos más simbólicos tuvo lugar en la Plaza de San Julián, justo antes de entrar en la parroquia, cuando la Agrupación Musical Virgen de los Reyes tocó varias marchas para la Nuestra Señora de la Aurora, siendo la primera vez que se producía esta simbiosis entre la formación musical y la Imagen, puesto que en Semana Santa acompañan al Señor de la Sagrada Resurrección.

Unos momentos más tarde, ya en el interior de la cercana iglesia, la Santísima Virgen saludaba a las Hermandades de la Hiniesta y el Rosario, las cuales presentaban unos excelentes obsequios al hermano mayor: la primera regalaba un original broche de retama de Hiniesta de plata de primera ley; mientras que la corporación de Gloria ofrecía un precioso rosario de plata y nácar.

La Reina de Santa Marina protagonizó un periplo exquisito por los templos de la feligresía. Fotos: Hdad. De la Resurrección.

Tras ello, la Virgen de la Aurora proseguía su recorrido por los famosos callejones, con los sones musicales de la Banda de Música María Santísima de la Victoria (Las Cigarreras) que interpretó marchas clásicas de plantilla completa desde la salida (interrumpiendo solo para el homenaje de la Agrupación Virgen de los Reyes).

Este itinerario llevó a la Señora hasta el Colegio de Santa Isabel, el convento del mismo nombre y la Capilla de la Hermandad de los Servitas, paradas obligatorias en las cuales se entreveía la alegría e ilusión por la presencia momentánea de la Virgen ante ellos.