Advertisements
El viejo costal, Opinión

Solo, desacierto en la palabra

Visto, y más que visto, oído, el vídeo de la llamada de atención de D. Juanma Martín a un costalero que se ha tomado por sí mismo la atribución de ordenar y elegir el momento y el tipo de cambios que hay que aplicar en “su paso”, cosa habitual en determinados grupos de costaleros algunos de los cuales disponen de hasta nombre de batalla, y algunos mantienen que mandan más que el propio capataz.

Y es que cuando ahí hay capataz, nadie debe de mandar más que él, porque si es así pasan estas cosas, con algunos capataces, con otros no, y es que hay capataces que no se atreven ni a mandar, no sea que por mandar más que los costaleros se vean en la calle, o sin cuadrilla, creerme que también pasa.

D. Juanma es verdad que en su celo de ejercer la autoridad que le ha sido conferida por la autoridad de la hermandad, ha usado de forma desafortunada alguna expresión popular, que para algunos oídos excesivamente delicados puede ser ofensiva, pero es que es más ofensivo aún que un costalero desde el anonimato del claustro de la gualdrapa, desee ser más que el auténtico capataz, y eso no lo debe permitir ni D. Juanma ni nadie que sepa los más mínimo de cuadrillas y de pasos, de orden y disciplina de obediencia y servicio desinteresado como ha de ser el del oficio de costalero.

Que debe de hacer D. Juanma Martín, según algún compañero, de éste mismo medio “¿Debería cesar la Estrella a Juanma Martín?, ¿Debería pedir disculpas Juanma Martín a la Estrella?”, debe de entenderse, creo, a la Junta de Gobierno, no a la Estrella. Pero la verdadera y difícil pregunta es ¿Qué se debe hacer con el costalero que se ha tomado la libertad de solicitar cambios a su capricho sin ser el autorizado para ello, mandando más que el propio capataz?

Yo creo que todo se debe reducir a una mera conversación de alguien de la Junta de Gobierno con D. Juanma Martín, simplemente para rogarle sea más comedido en sus expresiones, al menos en la parte pública de su labor, que por otra parte ha sido buenísima, personalmente nunca vi andar mejor ese paso que bajo su mando y voz.

Por otra parte mantener una reunión con los grupos de costaleros, no con la Junta de Gobierno, no, una reunión del equipo de capataces con los costaleros, donde queden más que suficientemente claro quiénes son los responsables de la labor de dirigir los cambios, y que la obediencia es el único camino para que todo salga bien, y redirigir a ese desafortunado protagonista que ha decidido que era el momento y cuales los cambios.

D. Juanma Martín, creo que evitando flecos como este se está haciendo con la totalidad de la cuadrilla, yo estoy de acuerdo con él, y creo que lo hizo magníficamente, solo que usó expresiones inadecuadas para el lugar y el momento, si las cambia, todo sería correcto y aún le queda el día de la vuelta del paso a casa para demostrarlo.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies