El suspiro del Ángel, 💙 Opinión

Tambores de guerra y dimisiones

Suspira el ángel por los rumores, a los que no quiere dar crédito pero que rumores son, al fin y al cabo, de que a las dos expulsiones del paraíso podría sucederle una tercera, tan sorprendente como la segunda y tan peligrosa como la segunda y la primera. Suspira incrédulo porque sabe que si la tercera llegase tras la segunda y la primera, el cataclismo tendría tales proporciones bíblicas que podría llevarse por delante, al compás de los tambores, a quien se sienta en el trono y a todos sus bufones.

Suspira divertido el querubín porque lo que algunos llaman casting es más una secuencia continua de fichas de dominó cayendo. Suspira porque, entre quienes pueden pero no quieren, quienes sueñan pero no pueden y quienes quieren pero no se atreven, los días van transcurriendo y las golondrinas alzando el vuelo. Suspira expectante por si el efecto dominó terminará provocando más dimisiones de las tres ya confirmadas.

Suspira el serafín porque no es bueno cambiar el guion o los actores a mitad de la obra. Suspira porque lo que era ilusión sobresaliente podría quedar reducido a hartazgo y hastío y porque cuando la implicación se torna en decepción, se corre el riesgo de perder por el camino a quienes más empeño han puesto por glorificar los proyectos y convertirlos en únicos.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup