Advertisements
Opinión, Racheando

Tiempo de espera

Algunos tardamos años en encontrarla, años vagando por el mundo que, sin duda, es mucho mejor teniendo un faro que guíe y de luz a nuestro camino en unos tiempos en los que más parece que estemos en mitad de una tormenta constante. La esperanza es lo que queda, cuando piensas que ya no queda nada.

Es tiempo de espera, esa espera eterna, esa cuenta atrás que empieza cuando tras la Madrugá, la Señora de San Gil vuelve a un camarín que muchos consideramos la Puerta del Cielo. Son esos días en los que miles de sevillanos viven con nervios la bajada de la Esperanza a la Tierra en la que se venera como una forma de vida, pese a quien pese.

Miles son los sevillanos – y los que no – que harán todavía más la espera en unas colas que parecen interminables, para ver más de cerca el rostro de una mozuela hispalense que no sabes si sonríe o llora, haciendo lo mismo que se lleva haciendo desde hace más de cuatro siglos.

Es tiempo de espera en un lado y otro del río, en la Trinidad, en la O, en San Roque… Tras la Inmaculada, Sevilla se desborda de esperanza e ilusión por la Natividad del Señor e, igual que hicieran los pastores hace dos mil años, postrarse ante el Tabernáculo donde se depositó la Redención de todos los hombres.

Envidia tengo de los sevillanos que pueden vivir de cerca este tiempo de Esperanza, aguardando a entrar a besar las manos de la Reina de la Macarena, que seguirá siendo la luz que a tantos nos guía.

Y es que, cada vez que la veo en su Besamanos, no puedo dejar de acordarme de una de las rimas de Bécquer:

Por una mirada, un mundo;
por una sonrisa, un cielo;
por un beso… yo no sé
qué te diera por un beso.
Felices días de esta bendita espera… Pero disfruten de los días que están por llegar
Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies