Portada, Sevilla

Triana recuperó la veneración a su Virgen dormida

El día de la Asunción se vive en Sevilla junto a la Virgen de los Reyes. Después, la ruta para visitar a las Vírgenes dormidas. Sin la exposición de la Virgen del Tránsito del Pozo Santo, este año las visitas han ido desde Santa Rosalía hasta el Santo Ángel, recalando en la judería para contemplar a la Virgen de los Reyes de la Escuela de Cristo y acudiendo posteriormente a San Leandro, con la Virgen del Amor y San Ildefonso, con la patrona de los sastres.

Por su parte, el viejo arrabal amaneció el 15 de agosto con la Virgen del Tránsito del convento de las Mínimas expuesta para la veneración de los fieles. Una estampa que durante muchos años no ha podido contemplarse y que este año ha congregado a numerosos fieles.

La Virgen, expuesta ayer y hoy en horario de 10:00 a 13:30 h. lo hará hasta el próximo domingo día 22 de 11:00 a 13:00 horas en el interior de su sede, el monasterio de Nuestra Señora de la Consolación. Se trata de una imagen que tiene los ojos cerrados y las manos juntas sobre el pecho, en actitud orante. De autor anónimo, su hechura se enmarca en el siglo XVIII, perteneciente a la escuela sevillana.

Según la tradición, las hermanas solían sacarla de su urna situada en el coro bajo y la llevaban a su cama de madera sobredorada, donde quedaba expuesta para la veneración de los devotos. Antes de iniciar la procesión la vestían con ricas telas. Iniciado el traslado, según Martínez Alcalde, «cuatro monjas llevaban la Virgen, otra los zapatos, otra la corona, una tercera un ramo de flores, etc., mientras iban cantando el Magnificat. Depositaban a la Virgen en la cama y finalizando el canto terminaban de vestirla y adornarla».

El propio Martínez Alcalde afirma que ya en 1992 no se encontraba expuesta cerca el altar mayor sobre su artística cama, por lo que la recuperación de este rito supone no solo rescatar del olvido una tradición que se repetía cada 15 de agosto sino también dar a conocer el rico patrimonio con el que cuenta el convento.