Sevilla

Triana se hizo salesiana con Don Bosco y su “Sentaita”

Pasearon por el barrio coincidiendo con la onomástica de la Imagen

El colegio de los Salesianos y toda Triana vivió en la tarde-noche de ayer el día grande de la familia de Don Bosco.

El reloj marcaba las seis de la tarde cuando se iniciaba la procesión de María Auxiliadora, que volvía a recorrer las calles de la feligresía tras los años de pandemia.

San Juan Bosco empezaba su periplo por el barrio mientras la Santísima Virgen, conocida popularmente como “La Sentaita”, cruzaba el dintel minutos más tarde, recibida por el aplauso de todo el público congregado a las puertas de la parroquia trianera; y por los sones de la marcha real.

Las Imágenes pasaron por las calles más señeras como Evangelista, Pureza, Pagés del Corro o San Jacinto, visitando durante el itinerario a las hermandades de la Esperanza, la Estrella y el Rocío de Triana.

Finalmente, sobre las 23:30 horas regresa a su templo María Auxiliadora tras una impresionante petalada en la calle Conde de Bustillo al son de “Pasan los Campanilleros”; y los clásicos fuegos artificiales para poner el broche de oro a esta gloriosa jornada.