Córdoba

Un día grabado con letras de oro en el corazón de El Carpio

Ha llegado el día en el que todas las miradas convergen en la localidad cordobesa de El Carpio, en torno a la Virgen de la Cabeza, la Morenita, que será coronada canónicamente en la Plaza de la Constitución, por el obispo de Córdoba, Monseñor Demetrio Fernández, tras una preparación intensa que ha sido desarrollada con todo detalle, tal y como hemos venido desgranando en Gente de Paz, por la hermandad que le rinde pleitesía, un día grabado con letras de oro en la historia de la localidad cordobesa, y en el corazón de todos sus habitantes. Una coronación singular, en la medida en que ha sido concedida por el Papa Francisco, convirtiéndola en pontificia. un privilegio del que, en la Diócesis de Córdoba, únicamente gozan la Virgen de los Dolores, María Auxiliadora y la Fuensanta.

El traslado hasta el lugar en que tendrá lugar la coronación se iniciará a las 18 horas. Tras el solemne pontifical que se celebrará en la Plaza de la Constitución, la imagen de la Virgen de la Cabeza procesionará de manera extraordinaria por las calles de El Carpio, en torno a las 21:00 horas, en virtud de un itinerario que discurrirá por la Plaza de la Constitución, Calle Jesús, Plaza de Fray Luis Cabello, Calle Ancha, Calle la Feria, Avenida de Andalucía, Paseo de la Circunvalación, Calle el Río, Calle Cristóbal Colón, Calle Ramón y Cajal, Calle el Horno, Calle Concepción, Plaza El Triunfo, Calle Colegio y Plaza de la Constitución.

La Madre de Dios, que recorrerá las calles carpeñas envuelta en una multitud, y caminará acompañada de un cortejo de más de 650 personas, lucirá la Medalla de Oro impuesta por parte del ayuntamiento de la localidad, así como la Medalla de Oro de la Virgen de la Cabeza de Rute coronada. Además, la Morenita lucirá los distintos enseres que forman ya parte del ajuar de Coronación, y que pudieron admirarse en una interesante exposición que tuvo lugar el pasado mes de septiembre bajo el título título “El ajuar de la Reina” y que incluyó  todas las piezas concebidas con motivo de esta ocasión histórica, entre los que se encuentran el manto conmemorativo y el juego de coronas y rostrillo de la Coronación. Una muestra que contenía obras de Jesús Zurita, Felipe Gutiérrez, José Luis Moro, Pedro Palenciano, Fidel Perabad, Miguel Romero, Antonio Villar y Manuel Valera.

Jesús Zurita Villa es autor del diseño del manto, del cual afirmaba, con motivo de su presentación, que presenta “un estilo original, propio, que sirve para dotar a la Virgen de la Cabeza de una impronta que la haga reconocible y la distinga, con una solución estética de calidad”. Además, ha añadido que destacan tres elementos, “la idea de amparo, el brillo de la luz y el árbol vivo”. Finalmente, resaltó que el manto incluye connotaciones toreras, debido a que “la combinación del hilo, lentejuelas, y otros elementos metálicos provocará que el manto tenga un aspecto similar a un capotillo de paseo torero”. La pieza ha sido bordada por Pedro Palenciano Olivares.

Bajo diseño también del artista carpiano, pero con la colaboración de Felipe Guitiérrez, se han realizado las coronas con las que se coronará a la Virgen de la Cabeza y a su Bendito Hijo así como el rostrillo. El cordobés Manuel Valera Pérez ha sido el encargado de realizar estas piezas, las cuales destacan por enmarcarse dentro de un diseño singular y único, que pretende unir una singular simbología entre la raíz de esta devoción mariana y el pueblo de El Carpio. La presea, que incorpora pedrería preciosa, (zafiros azules, zafiro blanco, peridoto, amatistas y rubíes), engarzados a mano, está ejecutada sobre dibujos distintos en cada panel y la complejidad del rostrillo en el que sobreponen distintas capas ornamentales y de engarces para conseguir la riqueza y volumen buscados, según ha explicado su autor, Manuel Valera, a Gente de Paz.

Durante la presentación de las coronas, Zurita realizó un recorrido por la simbología de las mismas, donde destacó la presencia de las perlas, como símbolo de la encarnación y pureza de María o, en referencia a la presea del Niño, el trenzado de espino que conforma la diadema y del que surgen acantos y cardos, en referencia al patrón de la localidad, Nuestro Señor Ecce Homo. La muestra recoge adicionalmente otras piezas como el manto en terciopelo rojo de estilo neobarroco bordado a realce por la familia Gil Gómez bajo diseño de Antonio Villar, que ha sido donado por la Hermandad de la Misericordia de El Carpio.

La composición del manto parte del anagrama mariano situado en el centro de la cola abrazado por una corona floral como símbolo de las vírgenes que van a ser coronadas. Sobre el mismo se dispone una corona marquesal como alusión a la nobleza carpeña completa la composición triangular de la cola en forma de raspa piramidal un corazón símbolo de la Misericordia. Hoy, El Carpio se convierte en eje esencial de la devoción y la religiosidad popular de Córdoba y de buena parte de Andalucía para reflejarse en la pureza infinita de la Madre de Dios y ser testigo del día en el que la Virgen de la Cabeza fue coronada por sus hijos haciendo historia.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen