En mi Huerto de los olivos, Opinión

Un ejemplo a seguir para todos

Nos encontramos en una etapa del año muy esperada por casi todos para disfrutar de nuestras vacaciones, después de dos años que la pandemia nos ha fastidiado, de sobremanera al estar muy condicionados a la hora de realizar cualquier escapada.

Pero como todas las etapas en la vida, tienen un inicio y, gracias a Dios, un final. La vuelta a la normalidad podemos decir, que es casi en su totalidad, siempre con el cuidado que debemos de seguir teniendo a causa de esta pandemia.

Y ya que estamos volviendo a la normalidad, no hay nada mejor que, volvamos a la normalidad, me explico. Resulta que en una conversación cofrade de unos amigos, sale a la luz la labor de una Hermano Mayor que está recién caído del cielo.

Y porqué digo esto, se lo expongo. Resulta que se ha encontrado una hermandad que es impresionante y un ejemplo a seguir, cada uno pensará eso de la suya, pero la realidad no es esa. En los últimos años, por motivos que yo no voy a enjuiciar, la división de hermanos era más que fehaciente.

Y antes de tomar cualquier decisión de bandas, capataces, proyectos de bordados u orfebrería, o de lo que sea, para este nuevo Hermano Mayor ha sido, abrir las puertas para todos sus hermanos. Esto no quiere decir que antes no lo estuvieran, pero el ambiente no era el más propicio para ello. De esa manera la primera decisión que ha tomado, ha sido que todos, todas y todes sus hermanos vuelvan para así poder seguir creciendo, que al final es el mayor activo y patrimonio de una hermandad.

A partir de aquí, pues lo que se pueda conseguir con mayor o menor esfuerzo será otro cantar. Para este Hermano Mayor es que sus hermanos vuelvan a su casa de hermandad y puedan echar un rato de ocio, o de trabajo, o de cualquier aspecto, para que se sientan no como un hermano de cuota sino como un activo diario de la misma. Algo que deberíamos de fijarnos todos en intentar seguir este camino de restablecer esas líneas de comunicación, que estando en la sociedad de las redes sociales, comunicación la hay para otros aspectos y no para el más importante, vernos, mirarnos a la cara y poder entablar un diálogo.

Sean felices y extrapólenlo, hoy día de Santa Clara de Asís, llega un fin de semana con puente para disfrutar y olvidar tanta preocupación, aunque algunas hay que estar al lado de quién lo necesita.