En mi Huerto de los olivos, 💙 Opinión

Una cuaresma confinada (III): Jueves de Pasión

Semana de Pasión y parece que viene como anillo al dedo por la cantidad de españoles que fallecieron por esta maldita enfermedad. Hoy es Jueves de Pasión y debería de ponerse en la calle, la joven hermandad del Beso de Judas, donde su titular es Ntro. Padre Jesús de la Salud. Señor, te pido desde estas líneas que nos la concedas, que esta pandemia pase lo antes posible. Sé que estas rogativas siempre se la hacemos a nuestro Ángel Custodio San Rafael, pero hoy Jueves de Pasión te rezo y pido por todos.

Esta plaga que nos ha caído, este año nos va a quitar tantas cosas que queremos y deseamos, pero lo más importante es la vida de los 10003 fallecidos ya en nuestro país, a día de hoy 2 de abril, festividad de San Francisco de Paula y en un segundo plano por el resto de fallecidos en el resto del mundo. Tenemos que combatirla cada uno desde nuestras casas, así lo conseguiremos, todos. Si tienen un momento recen por los fallecidos por esta lacra humanitaria.

Hoy Jueves de Pasión, vamos a tener ya hermandades caminando. Marchas sonando tras un paso. Incienso creando nubes blancas en la noche y dejando un olor que el azahar ya se marchó. Nazarenos ataviados con sus túnicas, cirios encendidos, encendidos y que nunca se deberían de apagar en nuestros corazones. Una mecía que nos envuelve la Pasión, un olivo que quiere esconder la verdad traicionera de un beso, un ¡venga de frente! Que nos hará ver caminar a Ntro. Padre Jesús de la Salud en nuestra memoria con una marcha, Oh! Pecador y cada uno de nosotros nos daremos cuenta de cuantos besos de Judas le hemos dado en nuestras acciones del día a día.

Su caminar suave y dulce, nos llevarán a otros instantes de nuestras vidas. A otros instantes de nuestra memoria cofrade, muchas veces débil para lo que nos gusta y demasiado dura para lo que no queremos. Debemos ser igual de fuertes para lo bueno como para lo malo.

No te des golpes de pecho por no poder salir de nazareno o costalero, da te golpes de pecho si no perdonaste, date golpes de pecho por amar, no te des golpes de pecho porque dices que haces cuando no eres capaz de mover un solo dedo porque te crees que a ti te deben de servir, hay que ser más humilde y respetuoso, hay que saber dónde ubicarnos. No te des golpes de pecho por aparentar lo que no eres, date golpes de pecho por ser como eres, aunque la realidad sea igual de falsa que el beso de Judas. En esta Semana de Pasión y la que viene, Semana Santa, espero que hagamos cada uno de nosotros un verdadero examen de conciencia. Quizás esto nos vendrá bien, primero para saber valorar lo que tenemos al lado. Segundo para hacernos más humildes. Tercero para apreciar lo que tenemos y no menospreciarlo por valores de juicio injustos por nuestros pecados veniales y capitales.

Sé que nos embriaga el amargor de una situación dura y que la veíamos desde lejos, y no creíamos que nos llegará pero la triste realidad es que la tenemos aquí. La semana próxima las redes sociales arderán de sentimientos, de emociones, de momentos que cada uno expondrá o expresará, también los habrá que no digan nada y la quieran vivir en la soledad y anonimato de un nazareno de negro, con su cirio en el cuadril, mirando allí, sí allí, una mirada perdida bajo un antifaz de nazareno, pero a la vez insinuadora de grandes verdades.

Debemos de estar preparados para una verdadera Estación de Penitencia, de niños hebreos sin ver niños hebreos, de nazarenos sin ver nazarenos, de costaleros sin ver costaleros, de músicos sin ver músicos, de mantillas sin ver mantillas, de jarras engalanadas llenas de flores preciosas sin ver jarras engalanadas llenas de flores preciosas, de candelabros con su cera sin ver candelabros con su cera, de palmas moviéndose libres sin ver palmas moviéndose libres, de rosario en una mano sin ver rosario en una mano, de miradas emocionadas y emocionantes sin ver miradas emocionadas y emocionantes, de ver una revira de un paso sin ver una revirá de un paso, de ver un balcón rezando sin ver un balcón rezando, de cortejos colocados en una calle sin ver cortejos colocados en una calle, de palcos rojos sin palcos rojos, de cera lagrimosa en una calle sin ver cera lagrimosa en una calle, de ver un suspiro sin ver un suspiro, de ver un rezo cantado con sufrimiento sin ver un rezo cantando con sufrimiento, de ver una foto sin ver una foto, de ver a mi ciudad llena de gente por sus calles al paso de sus hermandades sin ver a mi ciudad llena de gente por sus calles al paso de sus hermandades, de leer un pregón sin ver leer un pregón, ver la estampa de un crucificado con el fondo del cielo cordobés sin ver la estampa de un crucificado con el fondo del cielo cordobés, de ver a un Nazareno con su Cruz sin ver a un Nazareno con su Cruz, de ver un Misterio dando un izquierdo valiente y poderoso sin ver un Misterio dando un izquierdo valiente y poderoso, de ver un Palio con su belleza en una levanta eterna al cielo sin ver una Palio con su belleza en una levanta eterna al cielo, de ver una Cruz de Guía siendo seguida por su ejército de nazarenos sin ver una Cruz de Guía siendo seguida por su ejército de nazarenos, de ver una puerta de una Parroquia abrirse al golpe de una nazareno sin ver…

 

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen