Sevilla, 📷 Galerias

Una imagen de Santa Ángela de la Cruz, la última obra de Antonio Luis Troya

El imaginero nazareno Antonio Luis Troya ha dado a conocer su última obra, una imagen de Santa Ángela de la Cruz que ha sido bendecida por el todavía obispo auxiliar de la Archidiócesis de Sevilla, Santiago Gómez Sierra, en la Parroquia de Santa María Magdalena de la localidad sevillana de Dos Hermanas, donde a partir de hoy se venerará esta magnífica talla.

La imagen de la venerada santa sevillana, sigue la iconografía realista habitual de Antonio Luis Troya. Al ser una santa contemporánea se dispone de documentación gráfica o pictórica la cual deja retratar sus facciones con gran realismo pero no dejando de lado la idealización de la escultura sacra que hace que el autor la dote de unción divina. Se muestra vestida con el severo hábito de su orden que ella mismo fundó en el año 1875, llevándose la mano derecha al pecho y con la izquierda sujetando el crucifijo del rosario.

La imagen de Santa Ángela de la Cruz inclina ligeramente su rostro buscando la mirada del devoto, un rasgo que el autor indica que «es algo que siempre me gusta reflejar, la conexión de la imagen con los fieles a través de una mirada penetrante». El rostro se muestra en su ancianidad, con una sonrisa tenue pero dulce, con una expresión afable y bondadosa. Se han colocado a la imagen unos expresivos ojos de vidrio y pestañas de pelo natural las superiores para acentuar el naturalismo y sutilmente policromadas las inferiores.

Respecto a la policromía, Troya ha utilizado una paleta muy amplia de color desde la capa base, buscando mostrar una encarnadura muy humana pero sin caer en el hiperrealismo.

Antonio Luis Troya ha indicado que, como escultor sevillano y nazareno, «es para mi un gran privilegio haber tenido la oportunidad de representar a la Santa Sevillana, y mucho más aún realizarla para mi ciudad donde compartirá templo con la protectora del pueblo, la Virgen de Valme«.

El periodo de ejecución de la imagen ha sido extenso, ha estado varios meses en el estudio, teniendo el tiempo necesario para su realización, lo cual, tal y como indica el autor, le «ha permitido disfrutar pausadamente de cada trazo en el modelado, de la talla del rostro y de cada pincelada en su encarnadura».

Antonio Luis Troya nació en Dos Hermanas en 1986. Comenzó a formarse en 2003 en la Escuela de Arte de Sevilla, en la que terminó su formación en mayo del 2008. Desde 2004 complementó los estudios como aprendiz en el taller del imaginero David Valenciano, adquiriendo conocimientos en el Taller de dorado de los Hermanos González y posteriormente en el taller de fundición en bronce de esculturas de Francisco Rejano Zapata.

Los primeros encargos se realizaron en un cuartillo en el patio de su propia casa y, desde 2007, trabaja en su estudio situado en Dos Hermanas.

En su trayectoria ha realizado imágenes como Nuestro Padre Jesús de la Humildad que se venera en la Iglesia del Convento del Santo Ángel. Sus obras han cruzado los límites no sólo de Andalucía, como es el caso de las imágenes de Nuestro Padre Jesús de la Fe o María Santísima de Esperanza y Caridad que se veneran en un oratorio particular de Madrid, o el INRI para el Señor de la Redención de la Cofradía homónima de León, sino que ha realizado una dolorosa para Panamá u otras para México.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup