A paso mudá, 💙 Opinión

Unas tanto y otras tan poco

Por lo que podemos prever y si todo sigue así, la Semana Santa 2022 será en nuestras calles tras dos años sin poder vivirla. Todo esto ocurrirá si el ritmo de vacunación sigue tal cual como hasta el momento. Pero hasta entonces, ¿qué hacemos? Podemos ver distintas realidades según las ciudades, lo que causa disparidad y cuestiones para plantearse.

En algunas ciudades ya se están, al menos (que no es poco), organizando actos de cara al próximo otoño, como por ejemplo la Magna de Málaga, o algunas salidas extraordinarias. Además, si nos vamos hasta Jerez, ya hemos visto traslados, procesiones del Corpus y otras Glorias en la calle, y aparentemente, no ha habido problema alguno. En cambio, en otras ciudades parece que realizar cultos externos está vetado, como por ejemplo pasa en Sevilla. Cualquier acto, sea de lo que sea, está permitido; lo relacionado con el catolicismo, parece que no. Otras ciudades, en cambio, parecen no mojarse sobre el tema, y prefieren esperar al devenir de la situación.

La cuestión principal es, ¿por qué en unos sitios sí y en otros no? Ya sabemos que en algunos lugares, parece que mientras menos pasos se saquen, más a gusto se quedan, pero si el catolicismo lo formamos los católicos, qué menos que haya igualdad en toda nuestra Comunidad Autónoma a la hora de tener libertad para hacer o deshacer.

Aun así, septiembre está a la vuelta de la esquina, y muchos estamos esperando a ver la primera en la calle. Otros, mientras tanto, seguirán viéndolo una locura.​

Precaución sí, siempre; postureo y quedar bien, no, por favor. Todos sabemos que no estamos como al inicio de toda esta pesadilla.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup