Advertisements
Sevilla, ⭐ Portada, 🎶 Pentagrama

Virgen de los Reyes, 40 años nada más

La noche del 8 de febrero de 2020 se recordará por un concierto, el de Virgen de los Reyes en su 40 cumpleaños, el cual ha seguido la batuta del gran Antonio Velasco. Un espectáculo sin precedentes. Cercano, ameno, variado, con mucha música, pero sobre todo, con mucho arte y, muchos artistas.

Comenzaba el espectáculo con unos actores que reflejaban los comienzos de la agrupación de Jesús despojado, cuando en los ensayos sus inquietudes se hacían patentes y, el sueño de unos de ser como Arahal, tocar en Arahal, se difumino, forjándose un sueño por todos de ser algo señero, líderes en ámbito musical de Agrupación y así, forjar su propio sueño, con su banda.

Salió entonces a escena Don Antonio María Cebrero, director de la Agrupación Musical Jesús Despojado se sus Vestiduras.

Desgranó como en los años 70 y tras la marcha de Juan Ramírez Téllez al servicio militar, fue quien tuvo que hacer rodar, crecer y afianzarse a una Agrupación de jóvenes que poco a poco iban convirtiéndose en músicos por las calles de San Bartolomé.

Como no, tuvo un recuerdo para el Subteniente Don José Martín Martín, que tras un vídeo con fotos de la extinta Segunda Comandancia Móvil de Eritaña, Esteban Romera entraba en escena para aplaudir la sobriedad, la grandeza de las composiciones para Paso de Cristo del Subteniente, y junto al director de Virgen de los Reyes Juan Ramírez Téllez, homenajear a los familiares del director de eritaña, y dejar ya la Agrupación el primer regalo a Sevilla en una noche tan especial, el estreno de una marcha inédita, que lleva por nombre Cruz de Guía, y que la agrupación ha conseguido recuperar de las partituras de Don José Martín Martín.

Posteriormente fue la Agrupación de Veteranos de Arahal los que deleitaron al público con un popurrí de marchas clásicas, para a continuación, sumarse el escenario la Agrupación de Jesús Despojado, o los Boinas como muchos los llamaban antaño, y juntos, interpretar Alma de Dios.

La Agrupación Virgen de los Reyes se acordó entonces de Font, de Fco José Carrasco, Mario Infante, Alejandro Blanco, Manuel Jesús Guerrero, Paco Lola, Antonio Amodeo, Miguel Ángel Lanzarote, Antonio Velasco y Fco Cebrero y Juan Luis del Valle. Todos los compositores que han hecho de esta agrupación santo y seña, y Fco José Carrasco, en representación de todos los compositores, quiso agradecer el detalle de la Agrupación, y enardecer a la que para todos es su banda, apuntando con gran acierto, que Virgen de los Reyes siempre ha sido esa banda de música en que no hacía falta echar atrás el cassette para ver si nos gustaba la marcha, sino, que en cuanto se escuchaba de primeras, ya te entraba por la sangre porque sus marchas siempre fueron eso, el veneno de los cofrades y amantes del género, bandas sonoras del público de Sevilla, y de toda España.

También, dejó claro que sin el «pegamento y medio» de la Agrupación, Juan Ramírez, su director, nada de esto hubiera sido posible en estos 40 años.

Se sucedieron unos popurris de marchas exquisitamente elegidas y enlazadas, un espectáculo grandioso.

Los artistas Juan Ruiz Martín, Juan Carlos Seco y Jesús Garrido, amenizaron parte del espectáculo con unas músicas flamencas, latinas, o sentidas, como cuando el piano se acordó de todos los músicos fallecidos, y Gitano de Sevilla al interpretarse, se mezcló con un poema que ensalzaba a las figuras de Manolo Santiago o Rafa Serna, y la Banda celestial que Virgen de los Reyes ha formado en el cielo para Cristo.

Todos los banderines y representantes de, Esencia, 3 Caídas de Triana, Pasión de Linares, Encarnación, Rosario de Cádiz, Cena de Córdoba, Fraternitas, Arahal, Presentación al Pueblo, Centuria, Pasión de Cristo, Macarena de Miami, Estrella de Dos Hermanas, Cigarreras, María Inmaculada de Castilleja de la Cuesta, Veterana, Gracia y Esperanza de Málaga y Cristo de la Sangre, entraron en escena para juntos interpretar Aurora de Resurrección.

El grupo Guadalquivir con la canción del costalero, compuesta en los 90 por Ángel Sánchez, y Alicia Gil al cante en una composición flamenca «Huele a mí abuela» dedicada a la Hermandad de los Gitanos, dieron paso a una de las anécdotas más divertidas de la noche, y es que los capataces de «El Palermasso» no quisieron dejar pasar la ocasión para estar y acompañar a la Agrupación en este 40 aniversario, como agradecimiento a su colaboración en la Promo de su quinta temporada, y sobre todo recordar que Virgen de los Reyes siempre está ahí, para todo y todos los que la han necesitado. Hermandades, Asociaciones Parroquiales, cuadrillas de costaleros y que por si solos, son un ejemplo de hermandad.

Las tres bandas, la infantil, la grande, y la veterana con sus boinas, hicieron un homenaje a su director Don Juan Ramírez Téllez, que acompañado por su familia recibía el detalle de una réplica de su Cristo, el de San Bernardo, para que siempre lo pueda tener en casa, finalizando la jornada, con Al Compás de la Laguna, interpretado en conjunto con un ballet, que representó con baile la marcha para terminar formando en el escenario el Paso de Misterio de Jesús Despojado entre el calor del enfervorecido público.

Que cuarenta años no son nada, Sevilla, sevillanos, capataces, artistas y cofrades de varias localidades, han querido decir hoy con su presencia a esta Agrupación, porque se esperan otros 40 y otros 40 y otros 40.000 más. Felicidades a Virgen de los Reyes, o como decía ese gran seguidor de esta Agrupación, que siga cumpliendo años «la música del pueblo».

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup