Córdoba, 🎶 Pentagrama

XXX, XX, X… Aniversarios caprichosos

La vida a veces es juguetona y caprichosa. En este año 2019 hay varios aniversarios que por cosas del destino o la edad se cruzan en mi vida musical y en las vidas de mis compañeros de El Consorcio.

En el año 1989 en el desconocido entonces barrio de la Huerta de la Reina, que aún no conocía a la que regalaría el nombre de Reina, nacía la Agrupación Musical Ntro. Padre Jesús de la Redención (La Estrella) para los más rancios, la madre, sí la banda madre, la que despertó el movimiento musical en Córdoba, la madre, la que acogió a la juventud del barrio y de Las Margaritas y les puso en sus manos un instrumento y una partitura. En términos musicales mi madre siempre mi madre y la de mis compañeros.

En 1999 a 44 Kms. de Córdoba, allí donde el horizonte es olivar y casitas blancas, en el Colegio Ramón Hernández Martínez y gracias a la iniciativa de unos padres también quisieron dotar a sus hijos de instrumentos e impregnar su pueblo de música, nació la Banda de Música Tubamirum de Cañete de las Torres. Casualidades: XX aniversario, la novia, mi novia y la de mis compañeros, la compañera que te abre nuevos horizontes, desconocidos, el miedo a salir del regazo de la madre pero sin duda la que te hace madurar y te brinda otra familia. La compañera que poco a poco te devuelve la seguridad que pierdes en el ámbito musical y con la que sabes que terminará haciendo símil con la vida, tu vida musical.

Y llegamos a septiembre de 2009, – curioso, siempre en septiembre, el mes de la Estrella -, un grupito de veteranos y compañeros de mil batallas, hijos de La Estrella, nos juntamos para empezar algo que ni nosotros mismos nos imaginábamos, nos juntamos para un único año y llevamos diez. Llegó el hijo, el desconocido, el imprevisible, el que te llena de ilusiones, el que cada pasito que da es un mundo, el que a tu edad te rejuvenece, este grupo de amigos de toda la vida que se vuelven locos por la música cofrade: El Consorcio, jajajaja. Nombre que por vanidad propia, lo reconozco, siempre he puesto por delante, no sé, por….. no sé. Desde luego haciendo símil familiar el que nos ha devuelto después de andar durante 10 años a nuestra Córdoba.

XXX, XX y X. Aniversarios caprichosos… Antonio, Miguel Angel, Jesús, Paco, Paquito, David, Coki, Juanma, David, Kiko, Jesús, Rafa. Hijos de una Estrella.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup